Durante la audiencia ante la Fiscalía, Cáceres habría detallado el destino en el que Tapia habría guardado parte de los 70.000 millones de pesos recibidos del MinTIC como anticipo de un contrato para el cual se dieron garantías bancarias falsas, indicó Noticias Caracol.

El testigo estrella contra Tapia agregó, según ese medio, que el imputado mandó cerca de 2,2 millones de dólares (8.432 millones de pesos) a diferentes cuentas bancarias de allegados, empresas fachada, amigos cercanos y otras cuentas bancarias en bancos de Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos.

El propio Cáceres dice haber sido el intermediario para que muchas de las transferencias se hubieran hecho con éxito, apuntó ese informativo.

Por su parte, Jorge Alfredo Molina, otro de los testigos contra Tapia, fue más allá y aportó nombres de personas que podrían dar más testimonios en contra del polémico empresario.

“Enrique López Benavides, persona que tiene contactos con el banco Itaú; Juan José Laverde, corredor de seguros; Manuel Rave, empleado de la misma corredora de seguros Rave; Andrés Restrepo, que es empresario de Medellín; Emilio Tapia, dueño del contrato de MinTic y de otro contrato que tengo conocimiento con Emcali y un abogado de apellido González. Esas son las seis personas que pienso por ahora nombrar y ampliar”, añadió Molina, en palabras recogidas por ese medio.

Emilio Tapia: revelan chats privados del imputado por caso de Centros Poblados

Los mensajes eran de la conversación entre Emilio Tapia (encarcelado por el carrusel de la contratación) y Juan Carlos Cáceres (uno de los miembros de la unión temporal que tomó el anticipo de $ 70.000 millones del MinTIC).

Allí, Cáceres le dice a Tapia que ya tenía “la plata que hacía falta”. Por su parte, Tapia le dice a Cáceres que está preocupado por lo que estaba pasando con el contrato, informó Noticias Caracol.

“Anoche no dormí pensando en la ministra [Karen Abudinen]”, le dice Tapia a Cáceres, aunque en un contexto no del todo claro, añadió ese medio.

Noticia tomada de: Pulzo.com