Marruecos sacó del mundial Qatar 2022 a la poderosa España

España se estrelló ante Marruecos y su arquero Yassine Bounou 'Bono' y quedó eliminada en octavos de final del Mundial de Qatar al caer en la tanda de penales (3-0 tras empate 0-0), este martes en Doha.

Marruecos sacó del mundial Qatar 2022 a la poderosa España

Si se juega hasta el viernes, el espectáculo habría sido el mismo: un equipo con la pelota sin tener claro para qué podía usarla y otro a la espera, arrinconado, con la paciencia del tigre mirando a la presa en su vano intento de escapar.

Así fue Marruecos, en modo de caza, dio la gran sorpresa de los octavos de final del Mundial Qatar 2022, luego de eliminar a la favorita y potente España por 3-0 en los penaltis.

La selección marroquín de esta forma inscribió su nombre entre las ocho mejores selecciones del planeta. ¿Sorpresa? Eso es periódico de ayer. El equipo africano es pura realidad en la cancha y la gran prensa deportiva

Los penaltis dictarían sentencia: Sabiri cobraría bien el suyo; Sarabia -que entró para eso- traicionaba su efectividad del 100 por ciento en penaltis y la tiraba al palo; Ziyech la tiraba al medio y celebraba el 2-0 parcial; y falló Soler por sobrado en el mano a mano con Bono; turno para Banoun pero se lo atajaba Unai Simon; el veterano Busquets tomaba la pelota pero le cantó muchísimo el remate y atajó fácil Bono.

Todo estaba abierto para Marruecos, que con un buen cobro estaba en cuartos. Lo hizo Hakimi, como marcado por el destino, para la clasificación y el batacazo de este certamen deportivo.

El escenario fue casi sin cambios desde el pitazo inicial. Un gran susto pasaban los marroquíes a los 25 cuando un mal saque del guardameta Bono lo evacuaba 4, pero por suerte estaba todo inhabilitado por fuera de lugar.

Y pareció despertar España, usando el recurso que sabía que tenía de más, en una proyección de Asensio que le salió afuera y alguna más de Olmo sin mayor peligro. Gavi ponía su tierno corazón pero nunca fue suficiente para inquietar.

Y a todo esto respondía Marruecos con un intento de afuera a los 32, uno clarísimo a los 42 en el cabezazo de Aguerd que se le fue arriba y otra vez, en un tercer aviso, otra vez dudó Unai Simon (¿no importa cuándo lo leas?) y Ziyech de cabeza por poco sorprende cuando solo Laporte se animaba a sacar la pelota.

Y así transcurrió el primer tiempo y gran parte del segundo: Ziyech, Hakimi y Boufal (colosal fue su partido en entrega y ambición) metían no terror sino pánico en predios ibéricos con cada arrancón y cada centro al área.

Mientras tanto los españales tenian la pelota pero no la intención, la fuerza de antar,  padecía de nuevo ese síndrome de tocarla mucho sin mayor sentido y sin apuntar al arco, lo que con razón desespera a su afición.

Metía mano Luis Enrique y con Soler, Morata y Williams, especialmente el último se animaba más el favorito y dos veces Morata encendía sirenas en casa de Bono, especialmente a los 45+4 en el tiro libre de Olmo que lo sobró, y así hasta que se decretó el alargue.

Y entonces más de eso mismo hasta el minuto 103, cuando Cheddira le negó a Marruecos el gol al recibir un pase perfecto al centro del área y decidió patear a las pierns del portero. Fue lo mejor de esos primeros 15 en los que Luis Enrique desesperado quería decir a Morata cómo definir, impotente ante la impotencia ofensiva de sus muchachos.

Una más tendría el muchacho Cheddira en una contra modo Usain Bolt que lo llevó a la raya pero lo dejó sin ángulo y entonces España, que entendía todo el peligro se iba encima y Sarabia se lo perdía al tirar al palo el buen balón cruzado que le quedaba.

Nada que hacer: a la ruleta rusa de los penaltis, con todo lo que implicaba. Lo bueno es que ahora habrá tiempo de sobra para ver la descarga de Luis Enrique versión Streamer. Lo malo, su equipo, que tan bien pintaba, se fue por la puerta de atrás de Qatar 2022.