Más allá de las Estatuas

/ Opinión
Por: periodicovirtual.com

Más allá de las Estatuas


Por: Jairo Hernán Ortíz Ocampo
Docente Programa de Ciencia Política
Universidad del Cauca
jhernanortiz@hotmail.com

La indignación que ha despertado la caída de un símbolo del pasado colonial debería aplicar para indignarnos frente al panorama crítico del Cauca. Miren ustedes: cuenta hoy en día con los niveles más bajos de desarrollo y de producción, con respecto a otros Departamentos del país. Un índice de desarrollo escaso de 2.3% del Producto Interno Nacional. El 46.4% de su población presenta necesidades básicas insatisfechas, 24 de los 42 municipios tienen niveles altos de pobreza, el 41.5% no alcanza a cubrir sus gastos mínimos con sus ingresos, cuenta con una tasa de 36.6% con población desnutrida, el 33% de sus habitantes en edad escolar se encuentra por fuera del sistema educativo, una tasa de analfabetismo del 12.1%, y en la zona Pacífica del Departamento es de 39%.

El Cauca ha conservado sus practicas políticas tradicionales, así como le ha gustado conservar el patrimonio histórico. Ha hecho de la corrupción política algo natural e inevitable. Corrupción que se ve reflejada hoy en día en la precaria capacidad de gestión, en el desvío de recursos públicos y en el clientelismo.

Para el caso específico de Popoyán, cuenta con uno de los índices más altos de desempleo del país (casi el 18% antes de la pandemia), los niveles de inseguridad han aumentado de manera notable, vemos con preocupación el incremento de bandas criminales organizadas dedicadas al lavado de activos, a la extorsión, hurto y sicariato.

Si a lo anterior le sumamos el deterioro de la ciudad en su malla vial, en el espacio público y en el precario e indignante sistema de transporte público, podríamos concluir que Popayán se encuentra en un proceso acelerado de degradación.

No podemos pretender que se pueda conservar el pasado sino trabajamos por el presente y futuro de la Región y de sus comunidades. No podemos tampoco arroparnos con las historias de los antepasados (muchas veces oscuras) si queremos romper el círculo vicioso casi eterno entre violencia, pobreza y analfabetismo.

La comunidad en general está en el deber y en la obligación de exigirle a sus gobernantes mayor gestión, efectiva, para solucionar las problemáticas antes descritas. La política es acción, la contemplación hay que dejársela a las estatuas.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.