No paran los homicidios en la zona rural del municipio de Argelia, al sur del Cauca: comunidades campesinas ayudaron a sacar del corregimiento de El Plateado tres cadáveres, los cuales fueron dejados en las vías de este poblado.

Primero fue el martes cuando ubicaron los cadáveres de los hermanos William Andrés y Jhonatan Hurtado Martínez, quienes fueron torturados y luego ultimados con arma de fuego. Después los cuerpos sin vida fueron dejados en un camino de este poblado.

Luego, con la publicación de la noticia, los seres queridos reconocieron a estas dos personas.

“Ellos salieron de Tumaco, Nariño, hacia Argelia. Viajaron ellos y otro familiar, pero solo aparecieron dos cadáveres, no sabemos qué pasó con el otro pariente, si está vivo o muerto”, indicaron allegados a las víctimas.

Después, el miércoles, encontraron el cadáver de un campesino, el cual fue dejado a la salida de El Plateado hacia el cementerio.

“Se trata de un campesino de localidad de Río Negro, zona rural de Bolívar, quien apareció con las manos amarras, golpeado y con disparos de arma de fuego. Los familiares fueron informados cuando el cadáver llegó a la morgue del hospital local, por eso llegaron a este sitio, lo reconocieron pero no dejaron realizar las actividades judiciales, trasladando el cuerpo sin vida inmediatamente a su lugar de origen”, indicaron funcionarios judiciales que conocieron del caso.

Esta última víctima fue identificada como William Garcés, un campesino de 20 años de edad.

A pesar de que los hechos son de conocimiento público, las autoridades hasta el momento no han dado una versión sobre estos casos, denunciados por la misma comunidad de la zona a la hora exponer la guerra que se libra en esta área del suroccidente caucano.