En la tarde de hoy circuló un video donde se aprecia cómo un integrante del Esmad de la Policía llora ante su superior, a raíz de la violencia de los ataques que recibe este grupo especializado de dicha institución.

Luego otro compañero increpa a su superior y le pregunta sobre si en verdad existen garantías para su labor, más cuando los policías ahora están en el ojo del huracán por las denuncias de ataques desmedidos, incluso armados, contra la población civil en medio de las protestas.

Este video es la otra cara de la moneda de los duros momentos que se viven en la capital del Valle del Cauca: es ponerse en los zapatos de los integrantes del Esmad, porque igualmente son ciudadanos y seres humanos.  

La situación sucedió en Cali, donde precisamente se han registrado los salvajes enfrentamientos entre los denominados Primera Línea y los integrantes del Esmad.  

Es que de hecho, hay otro video donde se aprecia cómo un manifestante dispara un arma en su lucha contra los uniformados, muestra de la violencia de estos enfrentamientos, en medio de un paro nacional que busca justicia social y la reconciliación nacional.