Mike Pompeo: "La salida de Nicolás Maduro es prioridad para EEUU"

/ general
Por: Nicolas Lobatón González

Mike Pompeo: "La salida de Nicolás Maduro es prioridad para EEUU"


Mike Pompeo e Iván Duque, en rueda de prensa.MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA EFE

Recorre cuatro países del Grupo de Lima para extender la doctrina de Washington: más presión diplomática y más sanciones contra la cúpula cívico-militar que gobierna Venezuela

Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU, concluyó este domingo en Cúcuta su minigira latinoamericana por cuatro países. Y lo hizo precisamente en la frontera entre Colombia y Venezuela, símbolo de la gigantesca crisis que se ha desparramado por el subcontinente a través de los emigrantes criollos que huyen de su país.

Una crisis y un conflicto que marcarán la agenda del 'halcón' de Donald Trump en Perú, Chile y Paraguay, además de Colombia, todos ellos miembros del Grupo de Lima, gran detractor del Gobierno bolivariano de Nicolás Maduro. De país en país, de declaración en declaración, Pompeo expande la doctrina de Washington: más presión diplomática y más sanciones contra la cúpula cívico-militar que gobierna Venezuela.

"La salida de Nicolás Maduro es prioridad para EEUU... Apoyamos todas las acciones en busca de la libertad de los venezolanos. La usurpación de Maduro debe terminar", concluyó Pompeo en rueda de prensa conjunta con Duque. El secretario de Estado exigió al jefe revolucionario que "abra estos puentes y fronteras", en referencia al bloqueo revolucionario en los pasos fronterizos, que dificultan el aprovisionamiento de alimentos y medicinas de los venezolanos en Colombia, así como su atención médica.

Pompeo, que recordó que EEUU añadirá otros 60 millones de dólares a los 213 que ya se han aportado previamente en asistencia humanitaria, mostró de nuevo el apoyo de su gobierno a Juan Guaidó: Queremos un mejor futuro para Venezuela con su liderazgo".

Por su parte, el presidente cafetero insistió en la lucha por la democracia como causa común con sus vecinos, además de adelantar que en la reunión del Grupo de Lima, que se celebra hoy lunes, "apelaremos a todas las sanciones políticas, económicas y diplomáticas para aislar a la dictadura y permitir esa transición en Venezuela".

La respuesta inmediata de Caracas llegó a través de su canciller, Jorge Arreaza: "Washington y Bogotá ratifican a Cúcuta como escenario habitual de sus más decadentes y baratos espectáculos. El show de adulación y servilismo de hoy con Pompeo es de antología. Mientras tanto, el abandonado pueblo de Cúcuta vive de la economía venezolana".

DIÁSPORA VENEZOLANA

Las realidades de los países de la gira de Pompeo le da buena parte de razón: entre Colombia, Perú y Chile albergan a la mitad de la diáspora venezolana, dos de los cuatro millones que se han fugado del país. El gobierno bolivariano niega lo evidente y, en palabras de Nicolás Maduro, sólo son entre 600.000 y 800.000 los que se han ido del país entre "engaños" y supuestas "campañas mediáticas". Y, además, lo han hecho con 10.000 y 20.000 dólares en sus bolsillos, según el pintoresco cálculo presidencial. El salario mínimo mensual en el país petrolero ronda los cinco dólares.

"Es un acto simbólico y es necesario hacer mucho más para sacar a Maduro del poder", sostuvo el analista venezolano Moisés Naim.

Más allá del conflicto venezolano, Pompeo llegó a Colombia con cuentas pendientes con su Gobierno, su gran aliado regional. Las declaraciones de Donald Trump de los últimos días se acercan más a las primeros pasos de un divorcio que a los requiebros de un romance. A finales de marzo, Trump acusó a Duque de no haber "hecho nada" por EEUU ante el aumento del tráfico de cocaína desde el país cafetero. La semana pasada concretó el reclamo: "El negocio de las drogas ha crecido un 50%" durante la gestión del sucesor de Juan Manuel Santos.

Los dos regaños cayeron como balde de agua fría en Bogotá, pese a que Duque respondió de esa forma tan diplomática y tan colombiana, sin criticar a su aliado. Pero la bofetada de Trump, siempre impredecible, afecta también en el cerco impuesto al gobierno bolivariano, donde según los estadounidenses tampoco se han producido grandes avances.

"El tono utilizado en las declaraciones que hace Trump no contribuyen al buen clima que se necesita, hacen daño, afectan la sensibilidad de los colombianos y no son necesarias porque el presidente de los colombianos conoce bien los inmensos esfuerzos que deben hacerse dentro del marco de la responsabilidad compartida con EEUU", declaró el domingo el canciller Carlos Holmes Trujillo al diario 'El Tiempo' de Bogotá.

Duque y Pompeo contaron con la presencia de Julio Borges, ex presidente del Parlamento venezolano, y Humberto Calderón Berti, representante de Juan Guaidó en Colombia.

Duque presentó en Cúcuta, tras reunirse con autoridades locales y congresistas, un paquete de 50 medidas para zonas fronterizas "ante la crisis muy dolorosa, la desolación que ha traído la dictadura que ha empobrecido Venezuela". El plan está dotado con más de 200 millones de euros y cuenta con exenciones fiscales para empresas y un adelanto económico para el hospital que atiende a los venezolanos.

El otro reto para Duque es cómo enfrentarse a la crisis económica que sufren la ciudad fronteriza de Cúcuta y el departamento del Norte de Santander, perjudicados por el cierre ordenado por Caracas. La ciudad se resiente económicamente, pese a los concurridas que están los pasos ilegales por el río. El mandatario ultima una estrategia que comprende inversiones en salud, vivienda, atención humanitaria y empleo.

Tomado de: elmundo.es

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.