De no creer. En medio de la crisis sanitaria generada por la Covid-19, , cientos de campesinos y comuneros se reunieron a celebrar la llegada del año 2021 en el Resguardo Indígena de Guambía, en jurisdicción del municipio de Silvia,  en el centro del Cauca.

Es que la gran mayoría que participaron en esta celebración, que se extendió hasta el pasado 2 de enero, no usuran tapabocas y no acataron la orden del distanciamiento social.

“Hubo alrededor de 2.000 personas e incluso participaron funcionarios de la Alcaldía Municipal y concejales, es un completo acto de irresponsabilidad”, dijo un habitante.

A pesar que la alcaldesa,  Mercedes Tunubalá,  estableció una serie de medidas especial precisamente para evitar esta clase de reuniones, la comunidad  de este lugar no acogió las órdenes y se aglomeró alrededor de la música tropical y popular.

Los órganos de control iniciaron las verificaciones correspondientes para determinar si hubo algún tipo de responsabilidad en los controles que deben efectuar las autoridades locales.