No más feria de medallas desde el Concejo Municipal

/ Opinión
Por: periodicovirtual

No más feria de medallas desde el Concejo Municipal

Por: Jaime Patiño
jaime.patino@gmail.com

Las menciones y reconocimientos se han hecho para exaltar las conductas y logros de personas valiosas. Cuando esa tarea le corresponde a una corporación que representa la democracia de un municipio, lo ideal y éticamente OBLIGATORIO, es que quien reciba la condecoración sea una persona ampliamente merecedora de tal o tales distinciones y que sus acciones hayan impactado en su comunidad.

Es una sinvergüenzada con Popayán que el Concejo Municipal se esté convirtiendo en un “feriador” de menciones honoríficas sin mérito. No puedo entender como el recinto más importante de la democracia payanesa le dedique tiempo a entregar galardones a personas que no aportan en lo absoluto a la ciudad, mientras tenemos una de las crisis políticas más grandes de los últimos treinta años.

El pasado 16 de noviembre me sorprendí al ver como rindieron homenaje al Magistrado Heriberto Sanabria, presidente del Consejo Nacional Electoral, quien posiblemente sea una persona valiosísima para el país, pero que en poco o nada ha influido en la ciudad, aparte de hacer política, conseguir votos y posiblemente ser el jefe político de algunos concejales conservadores.

De la misma manera, hace unos pocos días los concejales del partido Mira, llevaron a su líder política, María Luisa Piraquive, una mención o condecoración similar, exaltando sus calidades con Popayán y otorgándole el reconocimiento de parte de toda la ciudad, lo cual me lleva a preguntarme: ¿Qué es lo que se necesita para ser condecorado por el Concejo Municipal actual, además de ser jefe político o mentor de cualquiera de los corporados?; la respuesta, posiblemente, es que no se necesite nada más.

El reconocimiento de parte de los honorables concejales o de la administración municipal hacia cualquier persona que sea postulada para tales reconocimientos deben tratarse con muchísima seriedad, se debe entregar a personas con una trayectoria impecable, un enorme sentido de pertenencia a nuestra Popayán, que haya aportado su entrega, tiempo y dedicación, a mejorar las condiciones de desarrollo de la ciudad y de sus ciudadanos y/o ser una persona destacada en cualquier ámbito como ciudadano(a) eminente y no simplemente ser un gestor de votos; ejemplos de justificados casos hay muchos, imposible de nombrarlos.

No podemos hacer política con nuestro escudo, no podemos seguir tomando el nombre del Concejo de Popayán en vano para alabar a personas que sencillamente no nos han aportado nada. No podemos jugar a rifarle a los políticos, ni a ciudadanos sin méritos, nuestros símbolos para que los cuelguen detrás de sus escritorios. No todo vale con nuestras insignias. Bastante nos ha costado en la historia llegar a ser un pueblo digno para que ahora desperdicien y desacrediten nuestro nombre.

No podemos continuar permitiendo despropósitos con nuestro pueblo, de parte de esas personas en quienes diversos grupos de ciudadanos depositaron su confianza para que los representasen, y que hoy la desgastan en banales actuaciones.

Señores concejales, hay temas mucho más importantes en este momento por debatir que acerca de condecoraciones espurias. Sean ejemplo de cordura, al menos estos nueve meses que les quedan de su periodo. Dignifiquen el juramento que hicieron hace un poco más de tres años por la ciudad. Lleven con altura los debates y dejen de rifar nuestros galardones, Popayán se los agradecerá.

Industria de licores del Cauca
Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.