La situación en Cúcuta por cuenta del covid-19 está en estado de alerta. En las últimas horas la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) llegó al 97 % y las autoridades claman a la ciudadanía tomarse en serio las recomendaciones de salud como el distanciamiento físico y el uso del tapabocas para prevenir un colapso hospitalario.

Este lunes, el comandante Distrito Uno de la Policía de Cúcuta, mayor Freddy Molina Hernández, recorrió el centro de Cúcuta y decidió tomar el megáfono de su patrulla y expresar su preocupación con los habitantes de ese sector.

“Hágalo, por Dios. Háganlo por ustedes mismos. Nuestros médicos están cansados, están falleciendo. Nuestros médicos no aguantan más”, dijo el policía.

El uniformado agregó en la súplica: “Distánciense, utilicen tapabocas. Aquí vamos a estar siempre para protegerlos a ustedes, pero ustedes nos tienen que ayudar”.

Al terminar su mensaje varios cucuteños lo aplaudieron y el mayor rompió en llanto. Este es el video:

Medidas en Cúcuta y Norte de Santander por aumento de casos covid-19

En el caso de Cúcuta, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, señaló que “es la ciudad en donde tenemos, en este momento, la situación más compleja con una disponibilidad de cuidado intensivo del 6%”.

Ruiz Gómez indicó que por tal motivo la cartera de Salud en conjunto con la Gobernación de Norte de Santander y la Alcaldía de Cúcuta determinaron cuatro medidas importantes para el control de la epidemia en la ciudad:

- Restringir o prohibir el expendio y consumo de bebidas embriagantes en locales comerciales, bares y restaurantes desde las 20:00 horas del día 13 de diciembre, hasta las 05:00 horas del lunes 21 de diciembre.

- Restringir la circulación de personas por vías y lugares públicos entre las 20:00 horas y las 5:00 horas del domingo 13 de diciembre hasta el lunes 21 de diciembre.

- Implementar una medida de pico y cédula para todas las actividades que reduzca la movilidad de las personas en un 50% hasta el domingo 20 de diciembre.

- Prohibir todo tipo de reuniones públicas y privadas, eventos deportivos, recreativos o culturales que generen aglomeración de personas en espacios públicos y cerrados.

Además, se amplía la oferta en la Unidad de Cuidado Intensivo del Hospital Erasmo Meoz y en el trascurso de la semana se instalarán 18 camas UCI adicionales en la Clínica Santa Ana. Mencionó que el viernes se adelantará un Puesto de Mando Unificado.

Desde el Gobierno Nacional y local se espera con estas medidas tener un margen de control importante en el territorio. Otra ciudad en revisión es Cartagena, que tuvo una situación de pico pero volvió a reducir sus cifras de casos y cuenta con una disponibilidad de UCI del 39%.

En el caso de Cali, el ministro afirmó que es una ciudad que atraviesa por una meseta larga, estable, aunque su disponibilidad UCI es del 19%, por lo cual es de cuidado la situación e invitó a la ciudadanía a seguir manteniendo los protocolos de bioseguridad.

Finalmente el ministro hizo mención de Bogotá, que también continúa en meseta larga, que se ha venido estabilizando en el último mes y medio y tiene disponibilidad UCI del 34%.

Reiteró que aunque la vacuna esté próxima las medidas de bioseguridad como reuniones solo con núcleo familiar, distanciamiento físico y uso permanente y correcto del tapabocas, deben continuar.