La agresión del secretario de salud municipal a cuestionado periodista
La situación generó un amplio debate entre periodistas y jefes de prensa de esta región del país.

Armando Meléndez manifestó lo siguiente frente a este caso que tiene divididos a los payaneses:  "Preocupante cuando menos la reacción del secretario de salud municipal, señor Óscar Ospina, primero al agredirme físicamente y de manera verbal, al proferir todo tipo de insultos en mi contra, mientras intentaba arrebatar mi celular, instrumento de trabajo. No contento con esto, me acusó ante los policiales de insultarlo y acosarlo, cuando lo único que le pedí fue una respuesta para el medio de comunicación que dirijo".

De igual forma agregó que "Óscar Ospina, en calidad de secretario de salud municipal, falta a la verdad, me injuria y me calumnia y en ese mismo sentido me agrede físicamente, lo cual va en contravía de dispositivos legales del orden penal y disciplinario".

"Por lo tanto, ya instauré  la denuncia ante la Fiscalía y la Procuraduría, además, quedo a la espera del pronunciamiento del señor Alcalde de Popayán, quien hasta al momento ha guardado un silencio cómplice con cada una de las lamentables acciones realizadas por sus subalternos, como en el caso de Darí Daza, quien señaló a los Sin Techo de ser vándalos y con el Secretario de Transito al humillar a dos policiales".

También nos comunicamos con el reconocido jurista Andrés Urrego para conocer su opinión al respecto y nos indicó lo siguiente: "De acuerdo al video que circula en redes sociales, es deplorable desde todo punto de vista, lo acontecido entre el secretario de salud municipal, señor Óscar Ospina y el periodista independiente Armando Meléndez, director del medio de comunicación 'Así Ocurrió'".

Paso seguido agregó que es "deplorable porque ante el requerimiento, y de acuerdo a lo consignado en video, para que responda algunas preguntas, el servidor publico agrede presuntamente al periodista y acto seguido profiere una serie de insultos y hasta trata de arrebatar la cámara. Acto seguido, acusa al periodista de estarlo hostigando y acosando y de haber recibido insultos, cuando dice que lo llamó “crápula y le mentó la madre”. Para terminar, quien llama crápula al periodista Armando Meléndez, es el propio Óscar Ospina".

Es preciso recordar que quien ostenta la condición de servidor público no está al mismo nivel de un ciudadano cualquiera, pues aparte de las connotaciones legales que nos cobijan a todos, los servidores públicos, tienen una relación especial de sujeción en virtud de la función publica que desempeñan.

Es así como se podría, con este comportamiento, estar infringiendo el Código Único Disciplinario.

Andrés Urrego además agregó "que mentir o preferir falsas acusaciones está penado por el estatuto penal colombiano y no obsta recordar que las agresiones físicas injustificadas están contempladas como una prohibición en el mencionado estatuto".

Así las cosas, es necesario y urgente que los organismos de control avoquen el conocimiento sobre las posibles infracciones que se hayan cometido y se establezcan las correspondientes responsabilidades.

Buscamos las declaraciones del Secretario de Salud de Popayán y enfermero jefe Óscar Ospina, pero no respondió hasta el momento al mensaje de nuestro director de noticias para dar su versión sobre este bochornoso hecho.