Organizaciones sociales y movimientos políticos, como Colombiana Humana, denunciaron que el joven Juan David Quiñonez Villaquirán perdió su ojo izquierdo tras ser atacado por integrantes del Esmad de la Policía.

De acuerdo con la denuncia del caso, en la noche del pasado viernes el joven se dirigía a comprar medicamentos a una droguería en el barrio Bello Horizonte en compañía de un amigo y en ese momento fueron rodeados por varios uniformados. Luego les dispararon, reza la denuncia.

“El joven es impactado por perdigones en su ojo izquierdo. Cerca se encontraba personal de la brigada de salud, quien brinda los primeros auxilios primeros auxilios, siendo las 9:15 de la noche. Seguidamente el joven es trasladado al hospital Universitario San José, donde le realizan la correspondiente valoración y en el médico determina fractura en la órbita ocular”, establece el comunicado que emitió la Colombiana Humana.

Luego, en la valoración hecha por el oftalmólogo, confirmaron la pérdida de la visión del ojo izquierdo y procedieron a valorar si retirarlo o no, situación que aún no es confirmada por los galenos, agregó dicha agrupación política.

Después de confirmarse esta situación, trascendió que Juan Villa Quiñonez Villaquirán es hijo de la comunicadora y cantante Claudia Quiñones, y según los familiares, el joven no estaba en las protestas, solo caminaba por el sector en busca de un medicamento en una droguería de este sector de la ciudad.

“Me había propuesto no publicar ni mencionar nada más sobre la situación de los últimos días, pero anoche le tocó a alguien muy cercano para mí. Tengo tristeza, dolor, impotencia y rabia por los muchos que nos decían "desde la comodidad de su casa es fácil opinar" sin saber por lo que uno pueda estar pasando. Mi tocaya, con lágrimas y mi corazón roto te digo que aquí estoy para ti siempre, amiga mía”, expresó una familiar del joven.

Es que a pesar de las múltiples denuncias realizadas por los payaneses sobre lo ocurrido en las noche del pasado viernes, donde aportaron los videos de un policía disparando su arma de dotación contra los manifestantes, ni la alcaldía u otras entidades de control se han pronunciado frente a esta clase de situaciones.

De hecho, solo se tiene información que las violentas confrontaciones de esa noche causaron más de 45 heridos, como denunciaron las organizaciones sociales y el concejal Andrés Velasco, único corporado que denuncia públicamente estos hechos, poniéndose de lado de los ciudadanos.

Sin embargo, y de acuerdo con integrantes de la Policía, se confirmó que son más diez policías heridos, luego de ser atacados con explosivos artesanales, 'papasbombas' y objetos contundentes por los manifestantes esa noche de viernes.

"Nos están atacando a la 'come mierda', nos echan hasta sustancias que no sabemos sin son químicas y uno debe reaccionar básicamente para salvar nuestras vidas", relató un integrante de esta institución.

Ahora, y frente al joven lesionado, amigos y allegados adelantan una campaña para ayudar a la familia durante la asistencia médica que recibe, instando a los ciudadanos a realizar sus aportes solidarios.