La emergencia se presentó en la vereda de San Francisco, de Piedecuesta (Santander), cuando el perro, que acababa de llegar a la familia, atacó a la niña de 9 años, sin aparente razón, mordiéndole su mejilla izquierda, según RCN Radio.

La mamá, de 49 años, inmediatamente corrió a salvar a su hija del perro pitbull, pero el animal también la mordió hasta que le arrancó su mano derecha.

Los vecinos, indicó el medio, llamaron a la Defensa Civil de Piedecuesta, que a su vez alertó a personal de salud para que atendieran a la menor y a su mamá.

Las heridas fueron trasladadas al Hospital Internacional de Colombia, que luego de atenderlas emitió un comunicado en el que señala que la niña fue atendida por especialistas en cirugía plástica y se encuentra estable, pero en observación por “riesgo de infección en tejidos profundos”.

En cuanto a la mamá, el centro médico dice que no hay posibilidades de reconstruirle la mano:

“La mujer adulta ingresó con amputación total de mano y tercio distal de antebrazo derecho. El grupo de ortopedia y traumatología no evidenció planos reconstruibles”, se lee en el comunicado.

El pitbull había sido regalado a la familia recientemente, dijo el presidente de la Defensa Civil de Piedecuesta, Juan Carlos Garzón Rojas, citado por RCN Radio, pero le estaban buscando otro hogar porque lo consideraban muy peligroso.

La autoridad ambiental llegó hasta el lugar, pero el perro ya no estaba.

Nota tomada de: https://www.pulzo.com/