En Colombia existe la CREG, comisión reguladora de energía y gas. Que no se siente y no actúa en favor de los usuarios de estos servicios públicos, las empresas de gas y energía, hacen y deshacen a su antojo sin ser supervisados en sus actividades.

ALCANOS de COLOMBIA, en sus políticas internas que no están estipuladas y mucho menos aprobadas o amparadas por la CREG. Establecen el pago del 80% de la sumatoria de dos facturas vencidas. Para no suspender el servicio.

La pregunta está en qué la primer factura se vence al generarse una segunda factura, pero si el usuario cancela la primer factura automáticamente no se da el vencimiento o mora de dos facturas por qué la nueva factura que se generó tiene un tiempo límite de un mes para ser cancelada.

Pero estos señores automáticamente le exigen al usuario la cancelación del 80% del total de las dos facturas. Y esto lo hacen en momentos donde la economía se encuentra en días difíciles, y mucho menos respetan o obedecen las normas del estado donde no se puede suspender los servicios públicos a personas diabéticas y /o enfermas. Un ejemplo claro de esta denuncia sucedió en la vereda  Gonzales en casa de un usuario enfermo y diabético. Sin trabajo e ingresos.

Con números exactos : el usuario tiene un saldo anterior por valor de $ 135.800, de la factura vencida. La segunda factura que le llega por un valor de $ 71.950, para un total de $ 207.800, el usuario a los cuatro días de llegar el recibo por el valor anteriormente mencionado, realiza el pago de la primer factura vencida por  $ 136.000. y le queda pendiente la última factura por   $ 70.950, este abono que realizó el usuario equivale al 65.5% del 80% que la empresa alcanos de Colombia exije. La diferencia en porcentajes es del 14.5%, en pesos un faltante de treinta y dos mil pesos.

Se le informo al funcionario que realizó el corte del servicio que el iba a cancelar en el Efecty mas cercano que está a dos cuadras de la residencia  este saldo pendiente no se suspendiera  el servicio. La respuesta del funcionario fue que la orden de suspensión ya estaba elaborada y que tenía que suspender el servicio, a pesar de todas las irregularidades que dicho proceso presento.

Para finaliza la denuncia, el señor Julio Buendía dice que "Alcanos solo buscan el cobro de la reconexión ya que cuando el funcionario va a cumplir su procedimiento solo se está adeudando una sola factura y es la última que llegó.. Que injusticia."

También nos llega a través de Robinson Castillo  una factura por valor de $6.000.000 de pesos, por un mes de servicio.

Obviamente y si Alcanos desea dar claridad a esta queja, con el mayor gusto tienen espacio periodicovirtual.com noticias de Popayán y el Cauca