Piden investigar posible especulación en los precios de la carne de res

Fedegan anunció que hubo una disminución en el precio del ganado, y no entienden por qué la carne subió de precio.

Piden investigar  posible especulación en los precios de la carne de res

Ganaderos, líderes y estudiosos del sector de varias regiones a lo largo y ancho del territorio colombiano expresan su preocupación y explican las causas de este evento económico que está afectando el bolsillo de los consumidores y restringiendo su demanda, como al mismo sector productivos que no recibe los beneficios de las alzas al consumidor, pero sí las críticas y asumir los altos costos.

Óscar Daza, líder gremial y frecuente interlocutor en la zona del Cesar, señala que “el aumento del precio de la carne al consumidor final no está respondiendo a la oferta y la demanda del mercado”.

Afirma que al productor se le bajó el precio del ganado en un 18 % aproximadamente y, esa reducción no se refleja en el precio final. “El diferencial se lo están ganando indebidamente algunos actores de la cadena cárnica que no responden a la baja del precio al ganadero”.

Esta completamente de acuerdo con la solicitud de FEDEGÁN de que la Superintendencia de Industria y Comercio realice una investigación sobre el tema. A juicio de Daza, se debe tener conciencia que la inflación, así como el aumento de los precios de los insumos, son muy altos y afectan ostensiblemente la producción ganadera bovina del país.

Hernán Araújo Castro, gerente del Fondo Ganadero del Cesar y un juicioso estudioso del sector, advierte que la ganadería colombiana -que se supone es una cadena de producción de carne y leche- presenta unas tipologías que llaman la atención y generan preocupación.

“En el primer eslabón (los productores), el precio de compra a los productores es variable y obedece al comportamiento del mercado, esa es la lógica, pero extrañamente, cuando el precio de compra al productor baja, esta circunstancia no se refleja en el comportamiento del precio al consumidor, el cual se estabiliza a los ojos de todo el país y, algo aún peor, refleja inexplicablemente una tendencia permanente al alza, con una oferta en crecimiento por el aumento del inventario ganadero”.

El presidente ejecutivo de Fedegán, José Felix Lafaurie, explicó que la solicitud está dirigida hacia la Superintendencia de Industria y Comercio para que investigue y vigile qué está pasando en el proceso de distribución de la carne, pues se podrían encontrar algunos problemas en el mercado intermediado por terceros.

En diálogo con el medio radial 'Caracol Radio', Lafaurie indicó que cuando se cerró el mercado de Venezuela, el ganado colombiano se estaba cotizando por 3.600 pesos, pero con el cierre hubo una caída en el precio llegando a los 2.400 pesos colombianos, por lo que la cadena de suministro se vio afectada.

"Los intermediarios terminaron prácticamente absorbiendo el menor valor que se le pagaba a los ganaderos. En consecuencia, fue imposible. Eso mismo está pasando en este momento. El ganado bajó casi un 14 % y la carne subió, según el Dane 3,9 %”, señaló Lafaurie en entrevista con el medio citado.

En ese sentido, el presidente de Fedegán subrayó la necesidad de establecer las verdaderas razones del aumento y sobre la "especulación" que se estaría dando entre algunos intermediarios en el suministro, pues podrían estar quedándose con un valor mayor al que les corresponde.

Esa razón podría explicar la razón para que los ganadores se aquejen por los bajos costos que son pagados por sus bovinos y el aumento progresivo en la carne de res. Algunos de ellos afirman que el valor que es cobrado en el mercado "no corresponde a la oferta y la demanda" que hay en el país.