Si bien existe el amparo jurídico para hacer modificaciones al Plan de Desarrollo y es claro que la emergencia sanitaria, el paro nacional, entre otros aspectos, no han permitido la ejecución de los planes de manera eficiente, tampoco es justificación para que transcurridos dos años de la Administración, el porcentaje de ejecución del plan de gobierno propuesto a la ciudadanía payanesa, no llegue ni al 50%.

“No podemos tolerar que sean la falta de planeación, gestión, la falta de liderazgo, de supervisión y hasta la falta de idoneidad, que hoy lleve a la Administración Municipal a solicitar la reducción y hasta la eliminación de metas en programas de gran impacto para la ciudadanía”, expresó el Concejal Campiño.

Agregó que, “Si bien es ponente del proyecto de acuerdo, la responsabilidad de autorizar las modificaciones es obligación y competencia de todos los Concejales”.

Los estudios preliminares realizados por los Corporados establecen que hay ajustes de tipo estructural que van desde la creación de metas, eliminación, incremento o disminución de las mismas, son justamente estas, a las cuales se les va hacer un riguroso seguimiento y estudio en sus componentes técnicos, jurídicos y presupuestales.

También hay modificaciones de forma, redacción y programación que no tendrán mayor inconveniente para su autorización por parte de la Corporación.