Hoy se adelantará un plantón frente a la Policía  por parte de colectivos de mujeres y organizaciones sociales para rechazar el caso de la adolescente de 17 años de edad que se quitó la vida tras ser aprehendida por integrantes del Esmad de la Policía.

Como bien muestran dos videos realizados por un periodista alternativo, la joven fue detenida por varios integrantes de los grupos Goes y Esmad de la Policía cuando al parecer filmaba con su celular la intervención de los funcionarios en inmediaciones de la glorieta de La Chirimía.

"La joven fue detenida en una intervención que es todas luces irregular, más de cuatro policías contra una joven, a la fuerza la arrastran hasta la URI de la Fiscalía, no permitieron grabar bien el procedimiento, de hecho agredieron al periodista de Red Alterna cuando documentaba la situación", denunciaron las organizaciones sociales que acompañan a la familia.

Estas fue el mensaje que escribió la joven en su red social tras ser detenida por la Policía. 

En dicha aprehensión, denuncian los líderes sociales, los policías atentaron contra la integridad emocional de la joven  al decirle palabras soeces además de gritarle que la iban violar y lamberle las partes íntimas.

De esa forma, entonces, la ingresaron a la URI de la Fiscalía, donde además posiblemente no permitieron a los defensores de Derechos Humanos adelantar la verificación de cómo se cumplía el procedimiento judicial. En medio de esta situación se confirmó que era hija de un Policía.

"Nunca dieron razón sobre por qué delito adelantaban el procedimiento, menos explicaron si asistían otras entidades, el trato siempre fue despectivo contra nosotros, grosero, incluso nos iban a sacar de la entrada de la URI. Después de luchar contra esto, informaron que los adolescentes, porque eran varios, los iban a entregar a sus padres o acudientes",  agregaron los líderes sociales.

Por eso la menor fue entregada a su abuela, quien fue la persona que llegó a las instalaciones judiciales tras ser contactada por los testigos de la situación. Luego ambas regresaron a su vivienda, ubicada en el barrio El Uvo, al norte de la ciudad.  

Ya en la mañana de hoy, y de acuerdo con la versión de los familiares, la adolescente se despertó triste, a raíz de los tratos que había recibido. Además ya se percató de los moretones que tenía en el cuerpo por la forma cómo había sido tratada por los uniformados.

Luego, agregaron los seres queridos, ingresó a bañarse y es ahí donde tomó la drástica decisión de suicidarse, confirmaron los seres queridos al indicar que están a las espera de la valoración de Medicina Legal para establecer si se presentaron más agresiones contra ella cuando permaneció en la URI.  

"Ella no estaba en la marcha, estaba era grabando con su teléfono celular lo que pasaba esa noche en La Chirimía, eso originó la intervención desmedida de esos Policías, pero eso ya la mamá lo denunció ante la Fiscalía", indicaron los seres queridos.  

Policía se pronuncia del caso de la adolescente en #Popayán
Policía se pronuncia del caso de la adolescente en #Popayán