Policías e indígenas terminaron jugando un partido de fútbol en plena vía Panamericana, actividad que fue considerada como una apuesta a la tolerancia y la reconciliación.

Como bien informaron los comuneros, con este acto quieren demostrar que ellos se oponen a una confrontación armada en esta vía mientras adelantan sus protestas en apoyo al paro nacional.

"Somos hermanos, no tenemos que matarnos porque pensamos diferentes, con esta clase de acto le decimos a los enemigos del paro que no más violencia y confrontación, que el diálogo entre todos los sectores es la salida", expresaron los indígenas.

Mientras tanto, la Policía indicó esta actividad es un "un acto de afianzamiento social entre la Policía Nacional y las comunidades indígenas de esta zona del país."

"Con esta actividad se demuestra una vez más que todos somos colombianos y que buscamos un camino sin violencia, de paz, armonía y tranquilidad para todos, la manifestación pacífica si se puede y es mucho más efectiva", expresó la Policía.