Tras seis días de protestas y  enfrentamientos entre algunos manifestantes que afectaron a más de cuatro  Centros de Atención Inmediata, CAI, en la ciudad de Popayán, un grupo ex policías y comunidad unieron esfuerzos, para reconstruir los daños causados en la infraestructura de dichas instalaciones como consecuencia de las diferentes manifestaciones que se han llevado a cabo.

Dentro de dichas actividades se adelantaron limpiezas de muros, resane de abolladuras, reemplazo de ventanales entre otros, que quedaron afectados producto de las agresiones con elementos contundentes que fueron lanzados por una turba de 400 personas aproximadamente.

“Todos estamos con mi Policía Nacional, uno no puede dejar que las cosas sucedan y quedarse con las manos cruzadas. Debemos aportar un grano de arena”, señaló el ex integrantes de la Policía, Jhon Ortiz.

Esta actividad se adelanta en medio de las protestas que aún se adelanta en el marco del paro nacional y donde participan múltiples organizaciones sociales, campesinas e indígenas.