La situación en diferentes puntos de Popayán es tensa por los enfrentamientos que se registran entre algunos manifestantes y la Policía Nacional.

Es que las confrontaciones se originaron tras las masiva movilización que adelantaron los payaneses contra la reforma tributaria del gobierno de Iván Duque Márquez.

Centrales obreras, movimientos estudiantiles, sindicatos, colectivos urbanos, comerciantes, camioneros  se unieron al llamado a celebrar el 1 de mayo marchando contra el actual gobierno, de ahí que las calles fueron tomadas masivamente.

La escena más impactante del descontento de los payaneses fue la que se registró en inmediaciones del centro comercial campanario, donde prácticamente se formó un río humano.

"La reforma no pasa, esa es la consigna, en las calles estamos para eso, eso es claro, a pesar de la manipulación mediática de noticieros como RCN, que quieren vender otras realidades del país, porque creen que la gente es estúpida, pero no, acá están los ciudadanos que pelean para evitar eso", denunció Olga Lucía Acosta, estudiante de la Unicauca.

Luego las movilizaciones llegaron al centro histórico, donde ya se presentaron los choques entre algunos manifestantes que persistieron en llegar a la plazoleta San Francisco, a pesar de la orden del alcalde de Popayán de no permitir aglomeraciones de personas en el centro histórico.

En este punto ya intervino fuertemente la Policía, cuyos integrantes cerraron con vayas el Parque Caldas y sacando a la gente del lugar, ya después empezaron a responder los ataques que se presentaban contra ellos.

"Son puro pelados que nos atacan porque somos policías, yo no escribí la reforma tributaria, aun así me lanzan piedra sin compasión, eso es lo que están pasando, estamos de las 4:00 de la mañana trabajando para brindar seguridad en estas jornadas", relataron los uniformados a los periodistas que se acercaron al Parque Caldas.  

Luego, los manifestantes se replegaron en diferentes grupos. Uno tomaron hacia el barrio Modelo, el sector de la Terminal y los barrios Valencia y Pandiguando. Ya en estos puntos las confrontaciones fueron abiertamente.

En medio de las mismas trascendieron denuncias de periodistas atacados por algunos policías al momento de realizar registros fotográficos y fílmicos de estos enfrentamientos, los cuales ya completan cuatro días seguidos tras el anunció del gobierno nacional de no retirar la reforma tributaria.

De igual forma, los ciudadanos denunciaron en las redes sociales la destrucción de varios cajeros automáticos en el sector de La Esmeralda. La situación quedó registrada en video y la misma fue compartida entre las personas.

Mientras tanto, se reportan también manifestaciones en el municipio de Timbío, donde atravesaron varios árboles en la Panamericana.

También en las localidades del norte del Cauca se presentan protestas en las vías que comunica esta zona del departamento con el Valle.

A raíz del cierre de la Panamericana por las presencia de manifestantes en este corredor vial, en Popayán ya se registra el desabastecimiento de gasolina y Acpm en la gran mayoría de estaciones de servicio.

"Las colas para entrar a comprar en Olímpica del barrio Modelo fueron horribles, porque muchos buscaron la forma de abastecerse de comida por el temor de los cierres en la Panamericana", dijo Laura Sandoval, una ciudadana que hoy se acercó a este almacén.

Este es el panorama que se registra en Popayán, donde a esta hora ya empiezan los cacerolazos en todos los barrios, como forma de exigir el retiro de la reforma tributaria.