Integrantes de iglesias cristianas de esta zona del país y comunidad en general adelantaron una actividad de apoyo a la fuerza pública en el parque Caldas de Popayán.

Portando camisetas blancas, y pancartas rechazando la violencia, las personas permanecieron en este lugar como forma de mostrar su inconformismo frente a los actos vandálicos que se presentaron en la noche del pasado viernes luego de la masiva movilización contra el gobierno nacional.

Luego de compartir mensajes con los uniformados que permanecía en este lugar, las personas se arrodillaron para orar por la paz de Colombia, así como por una solución a la crisis política que se registra por el paro nacional

“Nos une la misma bandera y por ello debemos ser portadores de mensajes de esperanza y aceptación en medio de la diferencia. Gracias por los mensajes de apoyo a nuestros hombres y mujeres”, manifestó el comandante de la Policía en Popayán, coronel Boris Albor González.