La Alcaldía de Popayán se encuentra en proceso de liquidación del convenio con la Policía Tránsito, por lo cual en estos momentos no hay uniformados de la Policía que atiendan situaciones como: accidentes viales.

De acuerdo con la información suministrada, el convenio terminó el pasado 5 de noviembre, debido a que la administración municipal, debe más de mil 900 millones de pesos a la Policía.

Deudas, que vienen desde la administración pasada, y las cuales también incrementaron en el actual gobierno municipal.

En consecuencia, la ciudad de Popayán en estos momentos no tiene quien realice campañas de seguridad vial, debido a que la Secretaría de Tránsito no cuenta con el personal suficiente para realizar dichas actividades.

Además, no se podrán realizar retenes de tránsito, debido a que no hay el personal suficiente para atender posibles inmovilizaciones y comparendos, como por ejemplo por falta de: revisión tecno mecánica, SOAT, Pico y Placa y mucho menos control a los mal parqueados.

Lo preocupante, es que en la ciudad debido a esta situación, se han incrementado los accidentes viales y la atención de los mismos pasan de hasta dos o tres horas, como el ocurrido el día anterior, donde el cadáver de un motociclista duró tres horas sobre la vía Panamericana.