Popayán vivió hoy una tarde violenta luego de las masivas y pacíficas movilizaciones ciudadanas contra el gobierno de Iván Duque.

Es que ese ambiente de alegría y hermandad se convirtió después en violentas confrontaciones entre algunos manifestantes y el Esmad de la Policía en el parque Mosquera del barrio Bolívar.

Por más de cuatro horas, encapuchados se enfrentaron a los policías,  quienes repelieron los ataques con bombas aturdidoras y gases lacrimógenos.

Mientras esto sucedía, la guardia indígena protegía a su comunidad, de ahí que se ubicara en los alrededores del Cric mientras se registraban las confrontaciones.

En medio de esta situación, un joven terminó con una gravísima lesión luego de que un policía le lanzara al parecer una bomba aturdidora en medio de la pelea.

Sus compañeros fueron los encargados de socorrer al muchacho para después evaluarlo del lugar en una motocicleta.

Es que además de las confrontaciones, también se presentaron  saqueos a los almacenes de cadena como el Éxito y Olímpica, como bien lo denunciaron los ciudadanos, a través de las redes sociales.  

Mientras tanto, varios vehículos que estaban en el parqueadero de tránsito municipal fueron incinerados  y luego varios sujetos procedieron a hurtar las motocicletas.

"Las motocicletas que no pudieron robar, las quemaron después en las calles", narraron los testigos.

Después empezaron asaltar los estancos y restaurantes ubicados en los costado de la vía Panamericana, de ahí que la Policía le tocó recurrir a bombas aturdidoras para dispersar a los encapuchados  

"Rechazo los actos vandálicos, criminales y delincuenciales que se han presentado en contra de los habitantes, establecimientos públicos y privados de nuestra ciudad, hago un llamado al cese de la violencia y que se acate el Toque de Queda y Ley Seca", manifestó el alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón.