Luego del informe de la Contraloría Municipal de Popayán (contraloria-popayan.gov.co) donde encuentra una disminución de los ingresos del municipio de Popayán en cuantía que supera los $2.000.000.000 con posterioridad a la celebración del Contrato Interadministrativo No. 548 de 2017, suscrito entre el municipio de Popayán – Secretaría de Tránsito y Transporte y la Empresa de Telecomunicaciones de Popayán Emtel S.A. E.S.P., cuyo objeto es: “Prestar servicios de modernización y optimización de los servicios administrativos de la Secretaría de Tránsito y Transporte del municipio de Popayán, a través de una solución integral de tecnología, información, comunicaciones y operación de TIC’s”, con un término de duración de 15 años.

Hallazgos con incidencia fiscal por valor de $3.623.094.791. en la administración “Vive el Cambio” en cabeza del ex alcalde César Cristian Gómez Castro
Así lo da a conocer la Contraloría Municipal de Popayán a través de un comunicado a la opinión publica.

Nos debe quedar suficientemente claro que ese dinero que dejó de ingresar al municipio era para el beneficio de todos, a través del concepto de gasto público, el cual tiene como fin el interés colectivo: la finalidad  de este último debe ser siempre la satisfacción de las necesidades de todos y todas, pero ahora este dinero va para los bolsillos de una empresa privada.

Nos produce asco leer a los célebres periodistas de opinión de Popayán cuando manifiestan que desde que se privatizaron algunos servicios de tránsito, a través de este negocio, funciona a las mil maravillas.

Afortunadamente ya son muy pocos los incautos que creen en quienes opinan de acuerdo  con los intereses de los particulares, porque reciben dinero para vender dicha realidad.  

Pero hay más casos como el registrado con el ex alcalde Gómez Castro. No queremos ni pensar cuánto dinero ha dejado de recibir nuestra ciudad desde que al ex alcalde Ramiro Navia también entregó el servicio público de recolección de basuras a un privado.

Nos resulta doloroso, porque las necesidades de nuestra gente son grandes, es innegable que con todo ese dinero que se embolsillan los privados, se podría cambiar, a todas luces, la vida de los más vulnerables, no con subsidios, pero si con la creación de nuevas plazas de mercado e iniciativas empresariales (Oportunidades).  

Obviamente, aquí viene otro planteamiento que no todo lo legal es ético. En el caso del arrebatamiento a los payaneses del servicio de recolección de basuras, ante la justicia no hay lío, pero el perjuicio causado a todos es innegable. Los payaneses terminamos pagando más por la basura que por la misma agua.

En el caso de la privatización del los servicios de transito, cuyo proceso está abierto, pero lo más seguro, y como siempre pasa en nuestra patria, debe terminar engavetado. Sin embargo, cada que hay elecciones usted tiene el poder de elegir y ahí esta la posibilidad de desquitarse, en algo, contra estos funcionarios y dirigentes que terminan como 'peones' de los intereses privados.

Además, con el voto, se castiga no apoyando a quienes lo han hecho mal y a quienes, claro está, los han apoyado para saquear a los payaneses.

El caso de entrega de algunos servicios de la Secretaría de Tránsito a un privado

También, es importante recordar al tristemente celebre gerente de nuestra empresa de telecomunicaciones Emtel de la época en que se hizo este negocio, quien está vinculado a la investigación que lleva la Fiscalía General de la Nación.

Según dicha entidad, se tiene elementos de sustento para cuestionar por qué entregaron una serie de tareas propias de esta empresa como queda en las comunicaciones entre el gerente de Emtel, ingeniero Daniel Alejandro Pajoy, el ex secretario de Tránsito municipal y la secretaria de Hacienda para la fecha de los hechos, donde queda muy claro los inconvenientes de esta clase de actuaciones.

También, se ventiló en las diligencias judiciales que se perdieron varias carpetas con documentos donde estaba plasmado la forma cómo se estaba materializando la actividad con la empresa antioqueña. Paso seguido, y con una serie de documentos, argumentó que Quipux S.A, terminó ejecutando todas las actividades descritas en el contrato, aspecto que van en contravía de la legislación colombiana.

La ‘encrucijada judicial’ del alcalde de Popayán
La Fiscalía, en audiencia pública, solicita medida intramural contra el mandatario de los payaneses en el marco del segundo proceso

Más allá de la responsabilidad penal, si es que existe y la justicia logra corroborarlo, queda claro que gobernantes como Ramiro Navia y César Cristián terminaron beneficiando a emporios económicos, en detrimento del bienestar de los payaneses.

Se esforzaron más en garantizarle las ganancias a los particulares, que por abrirle posibilidad de desarrollo y bienestar a los payaneses, quienes prácticamente terminaron engañados con promesas electorales.

Ahora, con la tozuda realidad, se demuestra que estos 'dirigentes' tramaron con la idea de administrar en favor de un bien común, pero termina garantizando millonarias ganancias a empresas particulares, aprovechando esa función pública.

¿Por qué los payaneses no tienen la posibilidad de beneficiarse de esa prosperidad económica y no estar solo asistiendo al drama social y económico que enfrentan a diario?

La historia dará una respuesta, mientras tanto, invitamos a los ciudadanos a comprender que en el caso de los ex mandatarios mencionados anteriormente está claro que son amantes del dinero, más no de trabajar por el bienestar de toda una comunidad.