El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, el ministro de Defensa Nacional, Diego Molano Aponte, y el director general de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas Valencia, dieron a conocer las bases de la reforma policial que pone acento en la aplicación estricta de todos los principios y protocolos de derechos humanos, la certificación de los procesos, un cambio en la imagen institucional y la modernización de la entidad para lograr una mayor sintonía con los ciudadanos, en particular con los jóvenes.

La estrategia de transformación integral, contenida en un proyecto de ley que será presentado el 20 de julio por instrucciones del presidente de la República y en un próximo decreto gubernamental, supone la creación del Viceministerio de Política de Defensa y Seguridad Ciudadana, al igual que una regulación muy estricta para limitar la comercialización, porte y uso de armas traumáticas.

Estos son los 10 pilares de la reforma:

1. Transformación integral de la Policía Nacional y modernización del Ministerio de Defensa.

2. Creación de una Dirección de Derechos Humanos dentro de la Policía Nacional para la prevención, protección y respeto por los Derechos Humanos y el fortalecimiento de la política institucional.

3. Un nuevo Estatuto Disciplinario que incluye la reestructuración de la Inspección General, supervisión y control del servicio policial y nuevo sistema de recepción, trámite y seguimiento de quejas y denuncias.

4. Profesionalización y desarrollo policial con la puesta en marcha de un Centro Policial de Estándares y una nueva Universidad Policial.

5. Uso legal y legítimo de la fuerza, con la incorporación de prácticas y estándares internacionales.

6. Participación ciudadana para la transformación integral de la Policía a partir de un diálogo constante sobre servicio y la creación de una comisión para la transformación integral.

7. Tecnología para la efectividad y transparencia policial, aumentando la capacidad de respuesta frente al delito, una mejor y mayor analítica de datos para la planeación y prestación del servicio y desplegando instrumentos de vigilancia aérea no tripulada.

8. Nueva identidad para un mayor relacionamiento con el ciudadano. Habrá nuevos uniformes y nuevas patrullas para una mayor visibilidad y nueva imagen para proteger y servir al ciudadano, acompañados de una aceleración en la instalación y uso de las bodycams para documentar los distintos procedimientos de Policía. A futuro cada uniforme de Policía tendrá incorporado un código QR visible para que el ciudadano lo pueda escanear y garantizar absoluta transparencia en cada actuación.

9. Desarrollo personal y profesional con enfoque humano: más y mejores condiciones de carrera, nuevos incentivos y reconocimiento a la profesionalización, trayectoria y buen desempeño.

10. Nuevo modelo de vigilancia policial con cuadrantes de vecindario, mayor y mejor relacionamiento con la gente y un acento muy especial en los jóvenes. Para ello se impulsará la campaña “Soy joven y estoy contigo”.