En medio de un protesta por lo ocurrido con la menor de 17 años, quien se suicidó al parecer por ser abusada sexualmente dentro de las instalaciones de la Uri, estas fueron quemadas hoy en Popayán.

El hecho ocurrió en medio de una protesta que terminaron en los enfrentamientos entre encapuchados y el Esmad de la Policía.

Es que la vía Panamericana es ahora un escenario de una batalla campal, al punto que la alcaldía decretó el toque de queda, a partir de las 6:00 de la tarde, como forma de contrarrestar la situación.

Organizaciones sociales denuncian que un persona murió tras ser atacada con una granada aturdidora.

También denunciaron que varias personas fueron capturadas sin cumplir con los respectivos procedimientos.

Las autoridades municipales no se han pronunciado frente a esta grave situación.