Monseñor Ómar Alberto Sánchez, arzobispo de la ciudad de Popayán, se trasladó al municipio de Argelia, en el sur del Cauca, con el fin de bridar su apoyo espiritual a las familias que en estos momentos lo necesitan debido a las afectaciones que han sufrido por quedar en medio del conflicto armado.

Junto con el padre de Argelia y el párroco del corregimiento de El Plateado, monseñor realizó un recorrido por la población, se reunió con las comunidades que sufren actualmente el desplazamiento y desde esa localidad, hizo una invitación para que en una jornada por la paz, todo el departamento se una este domingo para rechazar los hechos de violencia.

La idea es que los ciudadanos coloquen banderas o imágenes blancas en sus viviendas y también porten en sus prendas de vestir ese color como un llamado a la paz y al cese de los actos violentos.

“Queremos vestir al Cauca de blanco, queremos mostrar en un signo que añoramos la paz, que tenemos derecho a ella. Esta es una iniciativa muy valiosa porque no podemos permitir que nuestro silencio se vuelva resignación y por eso los invito a convocar a sus comunidades”, expresó monseñor Sánchez.

En Argelia, más de dos mil personas han sido desplazadas por choques entre disidencias de las Farc y el ELN, y aunque son varias las familias que han manifestado su voluntad de volver a El Plateado, no existen las condiciones necesarias y  hay artefactos que quedaron sin detonar en medio de las confrontaciones.

En fotografías y videos que circulan en redes sociales se observan los rastros de proyectiles  que impactaron contra viviendas y establecimientos comerciales. También vidrios y puertas rotas y granadas de fragmentación en las calles.

“Tenemos que mantenernos unidos, no perder la esperanza y tener un gesto de fraternidad expresándolo con signos visibles como banderas y prendas de color blanco”, dijo Víctor Arboleda, párroco del corregimiento de El Plateado.

Vale la pena indicar que el arzobispo de Popayán llegó mucho más rápido que el mismo Gobierno Nacional al municipio de Argelia.