Fernando Vargas, Presidente de ASOINCA, dio a conocer que el regreso a clases presenciales dependerá de los padres de familia, estudiantes y docentes, quienes deberán considerar si es viable o no este regreso.

Vargas, dejó claro que en la actualidad existe la orden de un juez, la cual determina que los colegios que no cuenten con las condiciones de bioseguridad para el regreso a clases, no están obligados a hacerlo presencial, sino que podrán continuar con la virtualidad.

De acuerdo a esta orden judicial, las autoridades gubernamentales, deben garantizar espacios seguros a los estudiantes y docentes; en caso no de tenerlos entonces desacatarían la orden dada por un juez de la república.

“El gobierno nacional no tiene la capacidad para suplir más de 50 años de abandono de las instituciones educativas, eso es una realidad y esto lo que genera es que no existan condiciones en muchas partes del departamento para el regreso a clases presenciales”, sostuvo Vargas.

Añadió, “no es solo ir a dictar la clase, sino que nosotros hemos venido insistiendo en el derecho a la vida…Por eso hemos dicho que si hay presencialidad es bajo la responsabilidad de los padres y los estudiantes, y esperamos que no hayan pérdidas de vidas”.

Así las cosas, todavía no es claro si haya o no presencialidad en los colegios del departamento, debido a que hay algunos en los que no se han hecho las visitas por parte de la Secretaría de Educación y en consecuencia no hay medidas de bioseguridad.