La Defensoría del Pueblo y la Personería de Tibú se trasladaron a la vereda El Totumito-Carboneras, en el municipio de Tibú, Norte de Santander, para verificar los hechos denunciados por la misma comunidad, del asesinato con arma de fuego de tres personas de la localidad.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, ordenó la intervención inmediata del Defensor Regional para hacer seguimiento a la situación y activar la ruta de protección de derechos para las personas afectadas.

Cerca de 400 personas de 80 familias se encuentran en desplazamiento forzado, entre el municipio de Tibú y Cúcuta, a causa de los enfrentamientos entre estos grupos ilegales. Los pobladores no tienen garantías para un retorno en condiciones seguras.

La Defensoría había emitido las alertas tempranas 011 de marzo, 035 de agosto y 050 de noviembre del 2020, donde se advierte el grave riesgo en que se encuentra la población civil por la presencia de grupos armados ilegales en los municipios de Cúcuta, Puerto Santander, Villas del Rosario y Tibú.