Reporte final de las graves emergencias registradas ayer en Popayán

Popayán vivió anoche una de las peores emergencias desde el inicio de la temporada de lluvias.

Reporte final de las graves emergencias registradas ayer en Popayán

Después de las lluvias que se presentaron en la tarde de este  lunes 31 de octubre, varias viviendas resultaron afectadas en diferentes sectores de Popayán debido a las inundaciones, deslizamientos y desprendimiento de techos. Frente a esta situación, la Oficina Asesora de Gestión del Riesgo Municipal y los organisamos de socorro desplegaron su capacidad operativa para atender a los damnificados.

Germán Callejas, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, afirmó que: “tuvimos muchísimas afectaciones tanto en la zona urbana como en la zona rural de Popayán".

De acuerdo con el funcionario, en el asentamiento Samuel Silverio Buitrago, ubicado al sur de la ciudad, colapsó la cubierta de una terraza; hubo  deslizamientos en la Vereda Gonzáles, en el sector de Camino Viejo en la vía Coconuco en el kilómetro nueve.

También, ocurrierron inundaciones en la Vereda Gonzáles, en Guayacanes del Río, en Las Guacas, en Bello Horizonte, en la vereda de Prieto y Aida lucía. Varios árboles se cayeron en la quebrada La Cantera, San Ignacio y antiguo Hospital del Norte; en el barrio Campamento colapsaron las cuerdas de energía y en Asturias se reportaron dos postes en riesgo de caer.

Así mismo, en el sector de la Calera, zona rural del municipio, se reportó que una menor de edad que transitaba con su padre se cayó a la quebrada; la niña fue trasladada a la clínica La Estancia donde llegó sin signos vitales.

“Lamentablemente tenemos que informar que pese a los esfuerzos realizados durante el desplazamiento de la menor de edad que resultó afectada en esta temporada de lluvia, ella llegó sin signos vitales al centro asistencial de la ciudad de Popayán”, afirmó Juan Carlos Gañán, capitán del Cuerpo de Bomberos Voluntarios

Por otra parte, el río Molino estuvo en alerta amarilla, pero recuperó su cauce y continúa bajo monitoreo constante.

Finalmente, las autoridades y la Administración Municipal solicitan a la comunidad ser cuidadosa y permitir el paso de las ambulancias y vehículos de emergencia. Además, se está haciendo el censo para brindar ayuda humanitaria a las personas que resultaron afectadas.