Se incrementa la tensión en los municipios del norte del Cauca tras la 'toma' o 'invasión' de haciendas por parte de los indígenas

Inconformes ante esta situación, trabajadores de estas fincas protestan en las vías de acceso a esta zona del norte del departamento.

Se incrementa la tensión en los municipios del norte del Cauca tras la 'toma' o 'invasión' de haciendas por parte de los indígenas

Se intensifica el conflicto por la tenencia de tierras en los municipios del norte del Cauca, luego que comunidades indígenas se 'tomaran' o 'invadieran' varias fincas cañeras de esta zona del departamento.

Esta situación se incrementó en las últimas semanas, luego que los comuneros ingresaran a varios predios privados de las zonas rurales de los municipios de Padilla, Corinto, Guachené, entre otros municipios, para adelantar lo que ellos denominan la 'Liberación de la Madre Tierra'.

Por eso muchos trabajadores de estas fincas o haciendas terminaron expulsados de las mismas, luego que fueran amenazados por los indígenas. De ahí que estos últimos optaran por realizar plantones sobre la vías del lugar, esto como forma de protestar por el derecho al trabajo.

"A esta hora en la Hacienda Ucrania López Dos, por Los Cabuyos, ubicada en zona rural del municipio de Padilla Cauca, varios indígenas con machete en mano destruyen cultivos y amenazan a quienes trabajan allí si se oponen", denunciaron los trabajadores.

Paso seguido, y a la par con los vídeos que aportan de esta situación, los trabajadores se preguntan: "¿dónde está la presencia del Estado? ¿Recordar que el derecho a la propiedad privada me da el derecho a defenderme como pueda?
¿Porque estas acciones son de poca trascendencia, pero cuando los tocan a ellos, hablan hasta los derechos humanos gritando y denunciando?".

En contraste con esta situación, las comunidades indígenas informaron que en ningún momento han amenazado a los trabajadores de estos predios y que "el ingreso a los mismos fue de manera pacífica".

"El día 1 de agosto se llevó a cabo un ejercicio de liberación en el territorio de Corinto, como continuidad del proceso de liberación de la Madre Tierra. Como comunidades iniciamos y finalizamos este ejercicio de manera respetuosa, sin generar ningún tipo de violencia verbal ni física a los miembros del ingenio que se acercaron al lugar. Cuestión que se puede evidenciar incluso en los vídeos realizados por los mismos trabajadores del ingenio y parece más bien que el tono agresivo y provocador proviene de la voz del ingenio", informaron las comunidades indígenas.  

Tras conocerse estas clase de situaciones, el presidente electo de Colombia, Gustavo Petro anunció la propuesta de un diálogo regional entre los indígenas, propietarios de los ingenios, comunidades afro, trabajadores y comunidades de esta región para encontrarle una salida pacífica y concertada a este conflicto.