Se intensifica la guerra en el Cauca: combates y la incursión de más de 1.000 disidentes en Morales

Hasta el momento las autoridades no se han pronunciado frente a la grave situación humanitaria que se registra por la confrontación de los grupos armados al margen de la ley.

Se intensifica la guerra en el Cauca: combates y la incursión de más de 1.000 disidentes en Morales

Se intensifica la guerra en el Cauca: durante la mañana de este miércoles 30 de noviembre se registraron combates entre grupos armados armados al margen de la ley y la fuerza pública colombiana en las zonas rurales de Buenos Aires, Santander de Quilichao, Suárez y Cajibío.

Primero las comunidades indígenas y campesinas del sector de Mazamorrero, Buenos Aires, reportaron confrontaciones armadas en este punto del norte del departamento.

Por más de dos horas los integrantes de dos grupos armados, aún sin identificar, se enfrentaron, causando temor entre la población civil. Esta situación quedó registrada en vídeo, donde se escucha la ráfagas de fusil en medio de las montañas.

Luego, las comunidades de El Carmelo, Cajibío, reportaron el hostigamiento a la fuerza pública, lo que después terminó en combates, como muestran las grabaciones hechas por los campesinos.

Después, indígenas adviertieron la llegada de 1.000 integrantes de las disidencias de las Farc a un resguardo de la zona rural de Morales.

De acuerdo a la información entregada, la situación se registra en el Resguardo Indígena de Chimborazo, donde según las comunidades hicieron presencia estas personas que hacen parte de la estructura Jaime Martínez.

Las autoridades ancestrales, afirmaron que los individuos irrumpieron en su territorio y en lugares sagrados, instituciones educativas, polideportivos, el puesto de salud y en los caminos, impidiendo la movilidad e infringiendo el Derecho Internacional Humanitario, DIH.

El gobernador del Cabildo, Nelson Güetio, dijo que los habitantes temen que se registre una masacre como la que se presentó recientemente en zona rural de Cajibío.

Ante este panorama, las comunidades se declararon en asamblea permanente, para ejecutar las acciones necesarias para proteger la comunidad.

Además, hicieron un llamado a los organismos defensores de derechos humanos para que atiendan cuanto antes la problemática.

También hay temor de confrontaciones armadas con el Ejército Nacional, cuyos integrantes están en esta zona del occidente del departamento del Cauca.