'Se necesita mayor diversidad de perfiles en los altos tribunales'

/ general
Por: James Arles Ruiz Medina

'Se necesita mayor diversidad de perfiles en los altos tribunales'


Mario Cajas, oriundo de Popayán candidato a la Corte Constitucional, habló de cuáles serían sus aportes si es elegido

Con más de 20 años de experiencia académica, Mario Cajas Sarria, docente y jefe del Departamento de Estudios Jurídicos de la Universidad Icesi en Cali, es uno de los 102 candidatos para ser magistrado de la Corte Constitucional, en remplazo del magistrado Luis Guillermo Guerrero, cuyo periodo termina pronto. Nacido en Popay

Cajas es doctor en Derecho de la Universidad de los Andes, magister en Derecho de la Universidad Nacional de Colombia, especialista en Derecho Público de la Universidad Externado de Colombia y abogado de la Universidad del Cauca.

En entrevista habló sobre lo que puede aportarle a la Corte, de ser elegido, y aspectos claves como digitalización de la justicia.

Cuál fu su motiviación para presentarse como candidato para ser magistrado?

Cuando uno se ha dedicado a la vida académica, a investigar y a la docencia, la Constitución y la jurisprudencia de la Corte se vuelven un objeto de trabajo diario para uno. Por otro lado, creo que hay un deber ciudadano de contribuir en algo a la construcción de la Constitución y esa construcción no solo se hace desde la academia sino desde las sentencias. No solo desde las aulas sino también desde la judicatura se puede trabajar por la democracia y la defensa de los derechos y de la Constitución.

¿Qué considera que puede aportarle a la Corte, si llega a ser elegido como magistrado?

La Corte Constitucional ha hecho unas contribuciones muy grandes en los campos de la democracia y la defensa de la Constitución, pero creo que es importante para ello lo que se puede añadir desde la academia, que tiene un aporte importante y es la independencia, autonomía, el conocimiento que se adquiere y el dominio de un campo específico.

Además, las funciones de las altas cortes son en esencia ejercicios de debate para  llegar a las mejores decisiones, y creo que viniendo de la academia hay un entrenamiento especial a eso, en la academia todo el tiempo se están haciendo debates y discusiones, hay siempre una disposición al diálogo creo que pude aportar algo a la Corte Constitucional.

La pandemia exacerbó la deuda histórica que hay para digitalizar la justicia en el país, ¿desde la Corte Constitucional cómo trabajaría para disminuir esa brecha?

Creo que en general la adaptación al uso de herramientas tenológicas no debe ser muy complejo, pero lo importante es preservar el acceso de la ciudadanía a la justicia, si la justicia y la tecnología pueden ser útiles para quitar las barreras de acceso a la justicia, deben empelarse a fondo. Pero todo esto no es un esfuerzo que solo deba hacer la Corte, es un trabajo conjunto con varias entidades, con el Consejo Superior de la Judicatura y otros para poder lograrlo.

La Corte Constitucional se ha considerado como un tribunal progresista, pero también ha habido recientemente un ola revisionista sobre algunas decisiones frente a la protección de varios derechos, ¿cree que es conveniente ese revisionismo o usted trabajaría, más bien, por seguir protegiendo derechos más progresivamente?


El trabajo en la Corte debe tener en cuenta la trayectoria y los precedentes que ya hay en distintos temas para decisiones posteriores. Pero en todo caso, la principal responsabilidad de un juez constitucional es ser leal a la Constitución, esa lealtad pasa por tener en cuenta los precedentes, pero también debe estar abierta a mejorar lo que se pueda, a tomar decisiones que profundicen la defensa de los derechos.

En esa línea, más que pensar en revisiones, hay que pensar es en cuál debe ser el papel de la corte para cumplir ese deber de lealtad a la Constitución.

Por último, ¿cómo ve el aporte de las regiones en las altas cortes, especialmente en la Constitucional?

Quisiera resaltar que hay una excesiva centralización en las altas cortes, por ejemplo en el Consejo de Estado, que es el que elabora la terna para los magistrados de la Corte Constitucional, más de 20 de los 30 magistrados son de universidades bogotanas.

Claro, hay gente que se va de las regiones y se gradúa en Bogotá, pero es gente a la que le toca irse a vivir a Bogotá, y hacer carrera en la capital, para llegar a los altos tribunales. Sobre esto, pienso que es importante no perder la diversidad de quienes integran las altas cortes, y eso pasa por tener mayor participación de personas más allá de los círculos bogotanos. Se necesita mayor diversidad de perfiles en los altos tribunales, es importante igualmente tener más mujeres y diversidad étnica, pero también que lo territorial no se deje de lado.

Nota tomada de: https://www.eltiempo.com/

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.