Se proyectan cambios en el mando oficial de la Policía bajo el gobierno de Gustavo Petro

Ya suenan los nombres de los nuevos oficiales de esta institución y que estarán bajo la dirección del gobierno del Pacto Histórico.

Se proyectan cambios en el mando oficial de la Policía bajo el  gobierno de Gustavo Petro

Gustavo Petro ha sido muy claro al expresar que buscará dos cosas en los nuevos militares y policías que estarán en su gabinete del Ministerio de Justicia: la integralidad en sus actuaciones y una hoja de vida intachable, que no tengan  enredos en actos de corrupción o de falsos positivos.

“Lo que queremos hacer es que la Policía sea un organismo, como ordena la Constitución, de defensa de los derechos y las libertades de la sociedad colombiana; y que el Ejército sea el gran defensor de la soberanía nacional, son las órdenes de la constitución”, manifestó Gustavo Petro hace una semana.

Para cumplir tal fin, agregó el recién elegido presidente de Colombia “tenemos que tener fuerzas profesionales. Significa que la persona pueda hacer su carrera allí y pueda ser educada profesionalmente por el Estado”.

En el derrotero de la reunión de empalme del Ministerio de Defensa, los medios de comunicación de la capital del país conocieron que sigue sonando fuerte como director nacional de la Policía, el general Óscar Antonio Gómez Heredia.

Este es un alto mando que ya pasó por la comandancia de la Metropolitana del Valle de Aburrá, en Antioquia y cuyo cargo, dicen en los círculos oficiales, es la prueba de fuego para ascender en la línea de mando de la institución.

El general Gómez Heredia reemplazaría al general Jorge Luis Vargas Valencia, de 55 años de edad, quien asumió el cargo en diciembre de 2020.

Según la información conocida por los periodistas, en el remezón policial saldría el actual subidrector de la Policía, el general Hoover Alfredo Penilla Romero; el jefe nacional del servicio de Policía, general Herman Alejandro Bustamante Jiménez; el director de Investigación Criminal e Interpol, general Fernando Murillo Orrego, entre otros.

“Según lo designado por el nuevo presidente, con el fin de crear una línea institucional acorde a la paz y a los nuevos lineamientos, se ordena detener la trasformación institucional de manera inmediata, por irregularidades en la contratación de uniformes y novedades presentadas en la misma”, dice el derrotero del empalme.

Los reemplazos de los cargos de los generales llamados a calificar servicios son: a subdirector de la Policía llegaría el director administrativo y financiero de la Policía, el general Henry Armando Sanabria Cely; al cargo del jefe nacional del servicio de Policía, llegaría el actual comandante de la Policía de Bogotá, el general Eliécer Camacho Jiménez; y a la dirección de Investigación Criminal e Interpol, Dijín, llegaría el general Tito Yesid Castellanos.