La Secretaría de Salud Municipal de Popayán, inició seguimiento riguroso al casino donde se preparan los alimentos y bebidas para las personas privadas de la libertad del establecimiento carcelario y penitenciaría de alta y mediana seguridad de Popayán, por intermedio de contratistas adscritos al área de alimentos y bebidas.

Con las visitas se busca detectar posibles riesgos que afecten la salud y vida de las personas privadas de la libertad, por inadecuada manipulación de insumos que deterioran la calidad de los productos a consumir.

El secretario de Salud Municipal, Oscar Ospina, afirmó que se estará realizando un monitoreo a los centros carcelarios durante dos meses, con el fin de que se cumplan todos los requisitos establecidos en el Código Sanitario Nacional, con la finalidad de identificar posibles riesgos y tomar las decisiones pertinentes.

Finalmente, hizo un llamado a la USPEC y a su operador en Popayán, para que de manera urgente, establezca un plan de contingencia que garantice la calidad e inocuidad de los alimentos que se suministran a las personas privadas de la libertad de este establecimiento carcelario, y advierte que el incumplimiento de lo señalado en las normas legales vigentes, traerá consigo sanciones que van desde multas hasta el sellamiento definitivo de operaciones en el rancho.