Según Germán Vargas Lleras, la empresa de telecomunicaciones de Popayán debería de ser investigada por corrupción

Dicha afirmación la hace el vicepresidente de la República de Colombia en el periodo comprendido en los años 2014 a 2017, a través de su columna en el https://www.eltiempo.com/

Según Germán Vargas Lleras, la empresa de telecomunicaciones de Popayán debería de ser investigada por corrupción
De izquierda a derecha- Juan Carlos López Castrillón Alcalde de Popayán y Jorge Hernán Gómez Timaná. Gerente Empresa de Telecomunicaciones de Popayán. EMTEL S. A. E. S

A inicio de esta semana que termina, estallo otro presunto entramado de corrupción nacional con los recursos de la paz.

Sebastian Nohra y Valeria Santos, periodistas de Blu Radio y de Cambio, tras seis meses de investigación, develaron uno de los mayores escándalos de corrupción de los últimos tiempos. Según su investigación, bajo la gestión de Luis Alberto Rodríguez, en la Dirección Nacional de Planeación. “funcionarios de esa entidad y de la Contraloría General, así como congresistas, la mayoría del Partido Conservador; mandatarios locales y contratistas, habrían creado un entramado de corrupción para quedarse con aproximadamente el 12 % de los recursos que aprueba el Ocad-Paz”, reseñaron.

Es lamentable que EMTEL SA ESP,  empresa de Telecomunicaciones patrimonio de los payanes sea mencionada en la columna de German Vargas Lleras por los supuestos hechos de corrupción, obviamente afecta la dignidad de los payaneses, pero sobre todo de los trabajadores honestos que laboran en dicha empresa, esperamos que el día de mañana el señor Alcalde Juan Carlos López Castrillón y Jorge Hernán Gómez Timaná. Gerente Empresa de Telecomunicaciones de Popayán. EMTEL S. A. E. S.   den la cara y expliquen contundentemente a la comunidad y aclaren dichos señalamientos. #HastaQueLaDignidadSeHagaCostumbre

Compartimos con nuestros seguidores la columna en mención:

Terrible despedida

Por:Germán Vargas Lleras

Nuevos y gravísimos escándalos de corrupción todos los días. El de Mintic y Centros Poblados ya parece menor si se compara con lo que se viene destapando. A este ritmo, ¿cómo será lo que veremos con ocasión del corte de cuentas del nuevo Gobierno? No quiero ni pensarlo.

Por lo visto, nadie indaga aún por los miles de contratos interadministrativos asignados a decenas de parlamentarios que he denunciado en las últimas semanas. Y ahora se destapa el mal uso de las regalías en todos los frentes, particularmente en los asignados en el Ocad, que se ocupa de los dineros destinados a los proyectos ligados al acuerdo de paz. Pocos temas más sensibles que este para que ahora resulte que estos multimillonarios recursos también se los robaron.

Ya los medios de comunicación y las primeras pesquisas hablan de 500.000 millones de pesos embolatados. Yo me temo que serán mucho más, pues los contratos asignados superan los 7,7 billones en uno solo de los fondos.

Como es usual, todos los involucrados empezaron ya a salvar responsabilidades. Habrá que comenzar entonces por las entidades encargadas de evaluar y asignar los recursos, y la primera es Planeación Nacional. Sus principales protagonistas son el candidato del Gobierno a Contralor General, el muy popular en el Congreso, y ya vamos sabiendo por qué, Luis Alberto Rodríguez, mejor conocido como el ‘Pollo’, y el doctor Álvaro Ávila, director de regalías de la entidad. Aparentemente nada escapaba a este dueto dinámico. Se han denunciado pagos por todo concepto. Desde viabilizar el proyecto, priorizarlo y determinar el ente ejecutor hasta desembolsar los recursos. Todo tenía su tarifa. DNP verificaba requisitos y el ministerio sectorial daba un último visto bueno. Todo esto antes de ir al comité que aprobaba la partida, del que también hacía parte el Minhacienda, que a la fecha no ha dicho ni mu.

Solo en el Ocad Paz, actas 51 a la 56, se aprobaron iniciativas por valor de 4,4 billones. Y en total fueron asignados 7,7 billones para 844 proyectos. Revisada la información, se da cuenta de 382 en ejecución y 129 terminados, pero no hay información de 333. ¿Cómo puede ser posible? Qué escándalo. Nadie da cuenta de nada. No lo hace el DNP, que, además, recibió 61.000 millones dizque para hacerles seguimiento y control a los proyectos. Tampoco la Contraloría, a la que también le giraron recursos adicionales por 77.000 millones para este efecto, y menos la Procuraduría, que recibió más de 15.000, con igual propósito.

Hay que pasar ya al tablero de los investigados a entidades como el Fondo Mixto de la Gobernación del Valle, que recibió 340.000 millones, la Asociación Regional de Municipios del Caribe (Aremca), la empresa eléctrica y el departamento del Guaviare, la empresa de comunicaciones de Popayán y el municipio de San Diego, entre muchos otros. Habrá también que investigar al llamado Fondo Regional 40 % –me pregunto por qué le habrán puesto este nombre y quiénes ejecutan los 3 billones de que dispone–. Todo lo de regalías relacionado con este tema apesta. Pero ¿será que en lo que queda de este mes se atreverán a contratar los 3 billones del proyecto de La Mojana, los 90.000 millones de Cormagdalena y los 150.000 millones de Minambiente, todos adicionales, pero también provenientes de regalías? No me sorprendería.

Cómo no señalar que en los recursos de la paz sí se raspó la olla: de 7,77 billones asignados para 10 años, solo faltan por ejecutar 900 millones. Qué eficiencia.

Tengo muchas, pero dejo solo tres preguntas que ojalá tuvieran respuesta: ¿por qué el Dr. Emilio Archila ni supo ni se enteró de nada de lo que ocurría con los recursos asignados a los programas a su cargo, pero sí asistía “con pasión” a los Ocad en donde todo se aprobaba?

¿Cómo llegó el ‘Pollo’ a la dirección del DNP y por qué nombró como director de regalías al señor Álvaro Ávila, quien ya había sido sancionado por la Procuraduría cuando ejerció su anterior cargo de jefe de control interno en la Gobernación de Caquetá?

¿Desde cuándo Planeación Nacional se convirtió en un ente ejecutor y hoy está vinculado a semejante escándalo?

Billones y billones de pesos perdidos, saqueados, malgastados. ¿Será mucho pedir que se investigue a cabalidad este asunto? Y todavía hay quienes se extrañan del resultado de las votaciones del pasado 19 de junio.

GERMÁN VARGAS LLERAS