Las autoridades indígenas del norte del departamento del Cauca denunciaron el secuestro de un reconocido líder y exconcejal de la zona.

Como denuncian los comuneros, el representante comunero se encuentra en manos de las disidencias de las Farc, estructura Dagoberto Ramos Ortiz, en las montañas del Resguardo de Huellas, municipio de Caloto.

La víctima es Wilson García Díaz, quien fue privado de la libertad el pasado 31 de enero junto a su hermano Juan Gabriel García, quien fue dejado libre después por la reacción de la Guardia Indígena y las comunidades de la zona.

Ante el rapto de García Díaz, los habitantes de El Credo se declararon en asamblea permanente y le hicieron un llamado al grupo armado para que lo deje en libertad lo antes posible.

Según un comunicado de las autoridades indígenas, el grupo armado confirmó el secuestro y reportó que el hombre se encuentra vivo, sin embargo, hasta el momento no les han dado pruebas de supervivencia.

Las comunidades anunciaron que, si hasta hoy de febrero el exconcejal no es liberado, irán a buscarlo con toda la capacidad de la Guardia Indígena a través de una minga humanitaria en todos sus territorios.  

El coordinador del Área de Derechos Humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, Joe Sauca, dijo que más de 2.500 guardias están listos para iniciar las labores que permitan ubicar al comunero.

Los indígenas aseguraron que no permitirán que nuevamente este tipo de hechos violentos tomen fuerza en la región.

Hay que recordar que a este mismo grupo al margen de la ley fue atribuido por las autoridades el secuestro de los extranjeros Erik Galantini de 37 años y Stephen Grajales Ocampo de 44, quienes fueron privados de la libertad en zona rural del municipio de Páez.