Cerca de cinco meses, de ser derribada y descabezada la escultura ecuestre del fundador de la ciudad de Popayán Sebastián de Belalcázar, del Morro de Tulcán, por los Indígenas Guámbianos (16 septiembre 2020); hoy sábado 30 de enero, un operativo con un helicóptero del Ejército Nacional de Colombia, se acercó lentamente al Morro de Tulcán, para tratar de enganchar la inmensa estatua de bronce del escultor español Victorio Macho, para luego ser trasladada a instalaciones del Ejército Nacional en Popayán.

La mañana del sábado 30 de Enero del presente, un fuerte ruido de un helicóptero militar del Ejército Nacional de Colombia, consiguió sacar a los residentes del Barrio Caldas, Centro y La Pamba de Popayán, para presenciar, el acercarse del helicóptero Ejército, que  sigilosamente  se acercó al montículo de forma piramidal el Morro de Tulcán, donde se encontraba la escultura descabezada del fundador de Popayán Sebastián de Belalcázar.

Tras la autorización del Ministerio de Cultura, de la restauración de la estatua derribada y descabezada de Sebastián de Belalcàzar, restauración que tendría un costo aproximado de $ 140 millones de pesos. Con una maniobra  técnica, lenta pero segura del piloto del helicóptero del Ejército Nacional, que duró aproximadamente seis minutos, y que  permitió acercarse a escasos metros del Morro de Tulcán, para poder enganchar la inmensa escultura de bronce del fundador de ciudades Sebastián  de Belalcàzar, con la maniobra exitosa del levantamiento de la estatua, el helicóptero procedió a levantar el vuelo, y trasladar por los aires de la ciudad, hasta las inmediaciones del Ejercito Nacional, para así, dar inicio a la restauración y reconstrucción de la invaluable obra de arte de Macho.

Lo triste, de esta historia del derribamiento y decapitación de la escultura ecuestre, del Fundador Sebastián de Belalacàzar- obra inspirada en ‘II Condottiero de Andrea del Verrocchio’, por el escultor español Victorio Macho, monumento inaugurado en 1937 en la cima del Morro de Tulcán; es que no se le ha dicho la verdad a los payaneses. El no haber reestablecido a su lugar inicial, la derribada estatua del fundador Belalcázar, mediante ésta misma maniobra del helicóptero- “maniobra que había sido que había sido sugerida por ciudadanos de Popayán, desde el momento del derribamiento”, dejó la imagen negativa y de falta de Autoridad del Alcalde de Popayán.

Según fuentes de alta fidelidad, el Alcalde de Popayán, ya concertó con la Comunidad Indígena Guambiana, que la estatua de Belalcàzar no regresará al pedestal Morro de Tulcán, y su reubicación es una completa incertidumbre.

Como también, después de más de cuatro meses y medio, no hay una sola persona judicializada por daño al Patrimonio Cultural y destrucción de un Bien Mueble de la Popayán y la Nación. Además, no  se sabe absolutamente nada de la famosa disque “recompensa de $ 5 millones de pesos”, para dar con los perpetradores del daño al Patrimonio Cultural de los payaneses.

Los 20 Monumentos de Popayán

Respecto al inventario de los Monumentos de Popayán, abarcan desde su Conquista y Fundación, la Guerra de Independencia y Políticas de Estado del Siglo IXX; como también las Artes, Las Ciencias Naturales, Ingeniería.

También es obvio que el tema de las luchas por la independencia del colonialismo español y las luchas posteriores por la organización territorial y sus controles políticos, militares y económicos de Colombia forma cerca de un 50%. No todos los monumentos expuestos han sido militares, sino políticos eminentes, artistas y científicos. Por ejemplo, las estatuas del “Sabio” Caldas y Carlos Albán se clasifican como científicos aunque participaron también, en gestas importantes de las guerras del siglo XIX y principio del siglo XX.

¡Para concluir, parece ser, que el anuncio oficial del Consejo Nacional Electoral de la Audiencia pública, en el marco del proceso de Revocatoria del Mandato, al Alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, ahora sí, lo tiene trabajando a mil…!