Sucre: la información de las necropsias de los tres jóvenes, víctimas de 'falsos positivos' de la Policía

En los documentos quedaron plasmadas otras lesiones que permitieron evidenciar otros signos de violencia en contra de las víctimas.

Sucre: la información de las necropsias de los tres jóvenes, víctimas de 'falsos positivos' de la Policía

La necropsicas de los cuerpos de Carlos Alberto Ibáñez, Jesús David Díaz Monterroza y José Carlos Arévalo, víctimas de falsos positivos que fallecieron en manos de la Policía en Sucre, dejó en evidencia el actuar violento con el que procedieron quienes habrían perpetrado el triple homicidio, que ocurrió el pasado 25 de julio.

El informe de claro que los tres jóvenes llegaron sin signos vitales a la Fundación María Reina en Sincelejo (Sucre), con disparos en sus extremidades inferiores e impactos que ascendieron desde el tórax hasta las cabezas.

“Paciente traído por agentes de la Policía en malas condiciones de traslado en ‘volqueta’ de camioneta. Se ingresa paciente de inmediato a sala de reanimación y se conecta monitoreo de signos vitales donde no se registra actividad”, señala el documento obtenido por los medios de comunicación.

“En la inspección se evidencian múltiples heridas por proyectil de arma de fuego en cráneo, tórax y extremidades inferiores, no reacciona a estímulos, sin respuesta al llamado”, dice el informe médico en el que detallaron que ninguno de los tres jóvenes respondió a los esfuerzos que hizo el personal médico por ubicarlos de nuevo en un estado de conciencia.

Las necropsias, además, detallaron que en los tres casos la muerte fue instantánea y revelaron que en uno de los homicidios se evidenció un grado de sevicia, puesto que fueron halladas seis heridas con arma de fuego, cuatro de ellas solo en las extremidades.

“Dorso y extremidades: se aprecia a nivel del muslo derecho heridas múltiples, tres por proyectil de arma de fuego en muslo derecho. Se aprecia además en la rodilla derecha herida por proyectil de arma de fuego”, describe el documento que ya está en poder de la Fiscalía.

Este informe podría determinar el grado de participación del comandante operativo de la Policía en Sucre, teniente coronel Benjamín Núñez.

Este oficial fue acusado de perpetrar el triple homicidio y habría huido hacia Panamá el pasado 4 de agosto, dos días después de que fue suspendido de su cargo por este falso positivo.

Sobre los jóvenes, la Policía dijo el mismo día del homicidio que eran integrantes del Clan del Golfo que murieron en el operativo policial realizado tras el asesinato del patrullero Diego Felipe Ruiz, de 25 años, en Sampués.

Sin embargo, los seres queridos han sido insistentes en denunciar que ninguno de ellos hacía parte de algún grupo delincuencial y que simplemente salieron de sus casas y luego aparecieron sin vida.