Teletrabajo frente al COVID-19

/ Opinión
Por: Periodicovirtual.com

Teletrabajo frente al COVID-19


Por: Luis Eduardo Pérez Ortiz

Son preocupantes  las últimas noticias sobre el número global de victimas infectadas con COVID-19 en el mundo, más de 1 Millón de personas.  Estados Unidos pasó a ser el país con más infectados, 250 mil personas a las que se les ha detectado el virus y la cifra sigue aumentando.  Es doloroso saber que en Italia y España los muertos a causa de la pandemia se cuentan por miles (13 y 10 mil respectivamente), en Colombia a pesar de los esfuerzos del gobierno al decretar políticas de aislamiento obligatorio buscando mantener baja la curva de infectados y mientras hace esfuerzos por preparar el sistema de salud, los casos superan los 1000, pasaron de tener una clara fuente de infección a una información inconclusa de contagio, lo que lleva a decretar la etapa de mitigación.

El gobierno nacional y la alcaldesa de Bogotá ya se plantean la posibilidad de extender el aislamiento por un tiempo más prolongado (hasta Junio);  definitivamente es una situación nunca antes vista, que pone a prueba todo el sistema y modelo de negocio de nuestras empresas, así como la forma de trabajo;  esto nos lleva a tomar conciencia de la situación y replantear ahora con mucho más detenimiento la opción del Teletrabajo, esta vez de una forma planeada y segura.

Pero, ¿qué podemos considerar como Teletrabajo?, Cada vez que un empleado o contratista,  desempeñe sus tareas habituales fuera del domicilio del empleador (o en el caso de outsourcing, el cliente) y utilice tecnologías de la información y las comunicaciones, se considera teletrabajo.

En Colombia, el Teletrabajo se encuentra definido en la Ley 1221 de 2008 como: "Una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación -TIC- para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio especifico de trabajo". (Artículo 2, Ley 1221 de 2008).

¿Qué caracteriza al Teletrabajo?: - Horarios flexibles de acuerdo a las necesidades del cargo y los resultados esperados. - Trabajo desde cualquier lugar (casa, aeropuerto, biblioteca, hotel, etc). – Uso de dispositivos propios (BYOD) o entregados por la empresa. - Evaluación por resultados. - Reuniones virtuales con participaciones ilimitadas sin necesidad de la presencia física.

Podemos reconocer 3 modalidades de Teletrabajo: - Autónomo: cuando el empleado o contratista se valen de las TIC para el desarrollo de sus tareas ejecutándolas desde cualquier lugar elegido por él. – Suplementario: cuando hay acuerdo entre el trabajador y la empresa para que alterne sus tareas en distintos días de la semana entre la empresa y un lugar fuera de ella usando las TIC, cumpliendo por lo menos dos días a la semana. – Móvil: en este caso, los trabajadores utilizan dispositivos móviles o portátiles con conexión de datos para ejecutar sus tareas. No tienen un lugar definido para ejecutar sus tareas.

Al tener modalidades de Teletrabajo flexibles las relaciones laborales y la calidad de vida de los empleados mejoran así como aumenta su rendimiento, podemos obtener beneficios como:  - Ahorros de tiempo y dinero en desplazamientos entre hogar y trabajo. – Mejoras en la alimentación, salud física y mental del trabajador. -  Mejora los lazos familiares. - Reduce el impacto ambiental, consumo de energía y huella de carbono.  - Inclusión socio-laboral de población vulnerable (personas en situación de discapacidad, cabeza de familia).  - Aporte al mejoramiento de la movilidad en las ciudades, reducción del tráfico asociado a las jornadas de trabajo. - Mejoramiento del reclutamiento posibilidad de contratar personal más calificado sin tener en cuenta su ubicación o disponibilidad de desplazamiento. - Mayor índice de retención del personal capacitado. - Equilibrio entre los espacios laborales y personales de los empleados.

Cuando consideramos implementar el Teletrabajo en nuestra empresa debemos tener en cuenta los siguientes factores:  - El seguimiento a los colaboradores se realiza por cumplimiento de tareas y no de horarios. – Un trabajador concentrado en el logro de metas definidas, disfruta de mayor balance entre su vida laboral y personal, es más productivo. – Se necesita realizar inversiones iniciales en tecnología que a mediano plazo reducirán costos fijos.  - Se deben ajustar las políticas corporativas a la legislación colombiana que regula el teletrabajo, revisión de horarios y cumplimiento. – Definir la infraestructura y plataformas tecnológicas que soportarán el teletrabajo (Internet, Red Local, Acceso Remoto, Aplicaciones, Contenidos).

Ahora bien, no hay que dejar a un lado la seguridad: Para los cibercriminales la situación es una oportunidad para expandir su actividad criminal de forma exponencial, más teletrabajo significa para ellos más víctimas  que pueden ser blanco de sus ataques.  Hoy en día la conectividad se ha vuelto un servicio básico, es posible acceder a Internet desde diversos sitios y conexiones, incluso, de manera gratuita.  Esto hace posible el desarrollo del teletrabajo, pero también puede ser la puerta de entrada para algunas amenazas si no está bien configurada o algún intruso se encuentra conectado a la misma, por esto siempre es preferible utilizar redes conocidas y seguras para evitar riesgos. Por otro lado, pero no menos importante es el soporte a los usuarios, a diferencia del soporte en sitio, donde suele ser más ágil y sencillo resolver un problema al tener acceso directo al equipo, el soporte remoto suele traer algunas dificultades y riesgos que el trabajador debe tener en cuenta:  - Contar con los contactos a quien recurrir para solicitar asistencia o reportar un problema, - Dado que el soporte remoto puede no ser tan ágil o que tenga algunas limitaciones, también es recomendable entregarle al empleado una guía de solución a los  problemas más comunes, de forma tal que puedan resolverlos proactivamente.

A la hora de trabajar de manera remota, la seguridad de la información queda en gran medida, en manos de los usuarios. Para poder mitigar los riesgos y proteger la información, recomendamos  seguir algunas buenas prácticas de seguridad: - Cifrar la información de los computadores y dispositivos móviles.  - Utilizar una solución de seguridad (antivirus) de pago y mantenerla actualizada. - Mantener los sistemas actualizados, sistema operativo y aplicaciones. - Utilizar, en lo posible, redes (Wi-Fi, cable) seguras y siempre conectarse a través de una VPN (Red Privada Virtual) si se accede a los servicios o aplicaciones de la empresa. Realizar copias de respaldo periódicas de la información. - No dejar nunca el equipo desatendido y protegerlo con una contraseña. - Contar con una protección antirrobo. - Utilizar doble factor de autenticación para acceder a cuentas críticas. - Tener siempre a mano los contactos de soporte y, si ocurre un incidente de seguridad, denunciarlo lo antes posible. - Estar atento e informado acerca de nuevos engaños y amenazas.

Luis Eduardo Pérez Ortiz
Gerente TI
STAC Tecnología SAS
gerencia@stac.com.co

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.