Al menos 15 personas murieron luego de que un tirador ingresara a la escuela primaria de Robb en el estado de Texas, Estados Unidos. Entre las víctimas mortales hay 14 niños.

“Hay un tirador activo en Robb Elementary. La policía está en el sitio. Se necesita su cooperación en este momento al no visitar el campus. Tan pronto como se recopile más información, se compartirá. El resto del distrito está bajo un Estatus Seguro”, indicó la escuela hacia las 12:17 p.m. de este martes.

Entre las víctimas hay 14 niños y un maestro. El parte oficial fue entregado por el gobernador de Texas, Greg Abbott.

El agresor “disparó y mató, de manera horrible e incomprensible, a 14 estudiantes y mató a un maestro”, dijo Abbott en rueda de prensa. Precisó que el atacante, identificado como el adolescente local Salvador Ramos, también había “fallecido”, y agregó que “se cree que los agentes que respondieron lo mataron”.

Por su parte, la policía señaló que un sospechoso quedó bajo custodia tras el tiroteo en la escuela. Entre tanto, el hospital Uvalde Memorial afirmó que 13 niños fueron recibidos allí para ser tratados y que dos murieron al ingresar.

El presunto responsable de esta masacre había subido horas antes a su cuenta de Instagram imágenes suyas en las que sostenía cargadores y munición. En otra foto compartió un par de rifles de asalto que serían una AR-15 de asalto y una AR-15 tradicional.

Noticia tomada de: El Colombiano