Toribío: Un niño y dos adultos heridos tras hostigamiento a la estación de Policía

La guerra en el norte del Cauca no da tregua. Ayer disidentes de las Farc atacaron a la fuerza pública que está en este municipio.

Toribío: Un niño y dos adultos heridos tras hostigamiento a la estación de Policía

Tres personas resultaron heridas en medio del hostigamiento a la estación de Policía del municipio de Toribío, Cauca.

Entre los lesionados se encuentra un niño de siete años de edad y dos adultos, confirmaron líderes indígenas de esta población.

"Estas personas fueron impactadas por las esquirlas de concreto que se formaron tras el impacto de las ráfagas de fusil contra las paredes de las instalaciones policiales y viviendas vecinas", agregaron los representantes comuneros.

El hostigamiento comenzó alrededor de las 3:00 de la tarde de este miércoles 13 de julio cuando disidentes de la Dagoberto Ramos de las Farc empezaron a lanzar explosivos artesanales y luego a disparar contra los policías.

"Primero se registraron enfrentamientos en el sector del cerro Berlín entre soldados y guerrilleros, porque en este punto hay una base. Eso duró más o menos una hora, ya después empezaron atacar la estación de Policía desde la parte alta de las montañas", agregaron los representantes indígenas que viven en la zona.
A raíz de la intensidad del ataque, varias familias no alcanzaron a salir de sus viviendas hacia otros sitios más seguros, quedando atrapadas.

"La balacera fue dura, pareja, los guerrilleros dispararon hasta el cansancio contra la estación, que destruyeron las fachadas y techos de casas contiguas a la estación, y las tres personas que resultaron lesionadas fue porque estando en su casa terminaron impactados las esquirlas de concreto que se formaron por los disparos de fusil", explicaron por su parte las autoridades.      

En medio de las balaceras, los tres heridos fueron trasladados a la sala de urgencias del hospital local, donde recibieron la correspondiente atención por parte del personal médico.

"El niño y un adulto tienen laceraciones en el pecho, mientras que el otro ciudadano perdió uno de los dedos tras caerle un pedazo de concreto, lo que manifestaron es que estaban escondidos en su casa, cuando les cayó los fragmentos de una pared", denunciaron los líderes indígenas consultados.

Después, ya en las horas de la noche de ese mismo miércoles 13 de julio, otro grupos de disidentes hostigaron por más de una hora la estación de Policía del municipio de Corinto.

"Como para vengar la muerte de alias Wicho, esos bandidos atacaron con todo a los policías y soldados que permanecen en este municipio, por fortuna en el hostigamiento no se presentaron heridos, lo que si nos duele es la muerte de dos compañeros que perdieron la vida en la diligencia de allanamiento",  informaron por su parte integrantes de la Policía.