Los transportadores de la terminal de transportes de Popayán adelantan una protesta en este lugar para exigir la reducción en las tasas de uso, el valor de la prueba de alcoholimetría así como de las planillas y seguros de los vehículos, entre otras causas.

Por eso, los integrantes de este gremio ubicaron sus vehículos en las entradas de este lugar para así adelantar esta protesta, la cual se da cuando el terminal es parte del imperio económico de un tristemente célebre ex alcalde de la Ciudad Blanca.

Por eso, esa afectación financiera a los conductores genera esta jornada de movilización, donde gran parte de las personas que movilizan a los caucanos  por esta zona del país participan para expresar su inconformismo.  

"Por la pandemia subieron las tarifas porque solo permitían hasta el 50 por ciento de pasajeros, pero ahora resulta que el bus se va lleno, pero el pasaje no bajó, ni demás cobros que se realizan para operar en este este sector, los cuales debe ajustarse más en esta crisis, hay muchas cosas que son injustas", indicaron los conductores.

También protesta contra el transporte de transporte pirata que existe en los alrededores de la terminal, donde algunos concejales y contratistas de esta corporación tienen vehículos prestando el servicio hacia Cali, en condiciones alejadas a la ley y de bajo la informalidad.  

La actividad se desarrolla de manera pacífica por parte de estos profesionales del volante.