En la vía Panamericana, tramo Santander de Quilichao-Popayán, se registró el asalto masivo a un bus de la empresa Trans Puerto Tejada.

De acuerdo con la denuncia de las víctimas, el hecho delictivo sucedió en la tarde de hoy cuando varios delincuentes abordaron el vehículo, haciéndose pasar como pasajeros.

“Como esta clase empresas recogen pasajeros en cualquier parte de la vía, más cuando le ponen la mano, entonces los antisociales hicieron parar la buseta en el sector del puente elevado, salida a Cali, y se subieron, en ese momento nadie notó que algunos de ellos portaban machetes y armas traumáticas”, narraron las víctimas.

Luego, ya en el trayecto, los antisociales empezaron a amenazar a los pasajeros, así como al conductor y al ayudante, para que entregaran sus pertenencias y otros elementos de valor.

“Fueron varios minutos de terror, porque empezaron a golpear a las víctimas con los machetes para que entregaron lo que tuvieran: teléfonos celulares, billeteras, maletines, cadenas, dinero… como algunas personas se asustaron, entonces procedieron agredirlas con esta clase de armas”, agregaron las víctimas.

Aunque la mayoría de los pasajeros no pusieron resistencia, una persona reaccionó contra los delincuentes, de ahí que le dispararon con un arma traumática, lesionándolo. Otras dos pasajeras corrieron con la misma suerte.

Cuando ya se movilizaban por el sector de Quinamayó, los antisociales obligaron al conductor a detenerse para después descender del automotor y luego huir del sitio, mientras que tres de los heridos fueron auxiliados y llevados al hospital local.

“En ese momento conmigo iban como unas 50 personas, a todas les quitaron algo de forma violenta, porque les metían la mano a los bolsillos o abrían los bolsos en búsqueda de cosas de valor”, acotaron las víctimas, quienes ya después alertaron de lo sucedido a la Policía.