Una especie de estatua tridimensionalmente de Sebastián de Belalcázar,  hecha con cartón, fue ubicada en el pedestal de la estatua, para conmemorar los 485 años de la ciudad de Santiago de  Cali.

El  singular monumento fue puesto en una jornada cívica adelantada por vecinos del lugar, quienes llevaron flores y banderas para celebrar esta fecha especial.

"Desde el día en que tumbaron la estatua pensamos que el icono no podía quedarse así. Con la solidaridad de varios vecinos del sector y de otros barrios de Cali nos reunimos para donarla", narró el señor Francisco Becerra, uno de los donantes de la  estatua de cartón.

Hay que recordar que la estatua de Sebastián de Belalcázar fue tumbada por la comunidad misak el 28 de abril de este año, el primer día del inicio de para nacional contra el gobierno de Iván Duque Márquez.

Esta  misma situación sucedió en el tradicional Morro de Tulcán en Popayán, Cauca, donde las comunidades ancestrales buscan reescribir la historia de esta región del país, para dejar atrás el sangriento capítulo de la conquista.

En relación con Cali, el hecho generó una gran indignación en Cali y ha desencadenado un intenso debate en la ciudad, entre quienes piden que se reinstale la estatua en su mirador del barrio La Arboleda, y entre quienes dicen no sentirse identificados con este monumento.

Varios concejales de Cali pidieron que la estatua fuera reinstalada este domingo, para conmemorar el cumpleaños de la ciudad.

En ambas ciudades, las autoridades anunciaron que se trabaja en la restauración de los monumentos, gracias a las acciones de las respectivas aseguradoras.