Una mujer empezó a lactar desde su vulva, te explicamos por qué

/ general
Por: PeriodicoVirtual

Una mujer empezó a lactar desde su vulva, te explicamos por qué

A pesar de tratarse de un acto sublime que crea y favorece la conexión entre la madre y el hijo, la lactancia materna es un proceso que puede resultar difícil y hasta traumático para muchas mujeres. La hinchazón, el dolor y la presión de la succión no suelen ser demasiado agradable para las glándulas mamarias.

Sin embargo, una nueva historia de lactancia ha conmocionado a la ciencia. La protagonista es una mujer de 29 años en Austria, que no solo empezó producir leche en sus pechos, sino también en su vulva.

Cinco días después del nacimiento de su bebé, la mujer acudió a los médicos de la sección de Obstetricia y Endocrinología Ginecológica del Hospital Universitario de Kepler en Austria con quejas sobre hinchazón y dolor en su vulva.

Esta había recibido dos juegos de puntos en dos partes diferentes de esta área como consecuencia de algunos desgarres ocurridos durante el parto. Al cuarto día posterior al evento, notó una hinchazón creciente desde los labios mayores hasta los menores que también cubría la región perianal. Entonces descargó un líquido blanco de manera bilateral:

“En el momento de la transferencia, esa paciente informó que, en el cuarto día después del parto, desarrolló la descarga de un líquido blanco lechoso en la vulva de manera bilateral. Notó una hinchazón creciente en ambos lados, derecha e izquierda, que se extendía desde los labios mayores hasta los labios menores y se extendía hasta el área perineal cerca del ano dentro de los 4 días posteriores al parto”.

La primera teoría fue que el problema podría provenir de sus puntos de sutura recientes, sin embargo, la mujer informó que había pasado por una situación similar luego de su primer embarazo.

Presencia de tejido mamario ectópico

Cresta mamaria en cuerpo femenino. Fuente: The Geneva Foundation for Medical Education and Research

Partiendo del antecedente, el equipo médico se percató de que la causa del problema era que la mujer tenía lo que se conoce como tejido mamario ectópico en sus genitales externos en lugar de la ubicación habitual, lo cual fue confirmado una vez que se realizó el ultrasonido. Aunque no había pezón en la zona, había un conducto a través del cual se excretaba leche.

Sí, se trata de una anormalidad, pero no es tan extraña como muchos pudiéramos pensar. De hecho, es bastante fácil de entender analizando con detalle el desarrollo de los senos humanos.

Todos los mamíferos tienen una línea de leche embrionaria o cresta mamaria, la cual comprende el área donde se formarán pezones. A partir de esta línea, los seres humanos desarrollan glándulas mamarias y tejido mamario durante la pubertad.

“En la población general, la incidencia de tejido mamario accesorio, una malformación congénita, es de 1 a 5%. El sitio más común es la axila inferior. La detección de dicho tejido puede ser problemática, y los senos accesorios debajo del ombligo son extremadamente raros”.

Lo impresionante de esto es que no solo pueden formarse en la zona habitual, es decir, el pecho, sino que los pezones y el tejido mamario pueden formarse en cualquier lugar a lo largo de la cresta mamaria. Muchas mujeres desconocen que poseen esta condición, y lo descubren cuando empiezan a mostrar problemas, por ejemplo, temores cancerígenos o la simple inflamación típica del embarazo.

Galactostasis

Precisamente este era el caso de la madre austriaca, aunque con la particularidad de que los puntos de sutura aplicados luego del parto ocasionaron que la leche se acumulara y causara dolor, una condición conocida como galactostasis.

Los médicos procedieron a retirar los puntos del tejido mamario ectópico en la vulva y le recetaron antibióticos para tratar la inflamación que la aquejaba. Desde entonces, el dolor, la hinchazón y el flujo de leche de la zona disminuyeron en las siguientes dos semanas y la mujer pudo continuar su lactancia sin mayor problema.

“A la paciente se le diagnosticó polimastia en la vulva, sin politelia, con galactostasis debido a la sutura de una laceración de nacimiento que cubre un conducto excretor. Se retiraron las suturas y disminuyó el dolor. Continuó la lactancia materna”.

En el caso de cáncer, se procedería a extirpar el tejido mamario ectópico de la vulva. A esta mujer no se le extrajo, pero los doctores estiman que podría haber problemas con tumores en el futuro. Sin embargo, la recomendación de extirpación del tejido es un tratamiento poco explorado.

Referencias: Postpartum Galactostasis of the Vulva in a Case of Bilateral Lactating Ectopic Breast

Fuente: tekcrispy.com        

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.