Cansados de la inseguridad, los payaneses optan por quemar las motocicletas que usan los delincuentes para atacar a sus víctimas.

En la noche de ayer se conoció el caso donde la gente no dudó en prenderles candela a estos vehículos luego de sorprender a sus ocupantes robando por los barrios José María Obando y Retiro Bajo.

"Tocar armarse y defenderse de tanto delincuente que hay en Popayán, porque las autoridades ya no sirve para nada", gritaban las personas mientras estos vehículos ardían sobre las calles.

Por eso fue necesario la intervención de los bomberos en estos lugares para evitar daños a la capa asfáltica.