Es tan marcada la inseguridad que se registra en el Cauca que hasta la Directora de la Fiscalía Seccional Cauca, María Claudia Sendoya Millán, debió huir del departir para conservar su vida.

Así se confirmó en las últimas horas al conocerse que la funcionaria debió llegar a Bogotá e integrarse a la planta de fiscales que laboran en dicha para evitar que los delincuentes acabaran con su vida, como quedó confirmado con las amenazas.

Es que estos momentos, en el departamento, se presenta una marcada ola de violencia que tiene en jaque hasta los organismos de seguridad, los cuales al parecer no tienen la capacidad para garantizar la vida de los ciudadanos de esta región.

Además, esto hace que varios procesos investigativos por el asesinato de líderes sociales y de corrupción vayan quedando en la impunidad, en medio del incremento de homicidios y las masacres.