Los habitantes del barrio San Francisco están indignados con el actual alcalde de Popayán, Juan Carlos López Castrillón, por la decisión de convertir una escuela del sector en una cárcel.

Es que hoy se presentó un riña entre los internos que permanecen en este lugar, causando mucho pánico entre los vecinos, quienes denuncian que no es la primera vez que pasa algo en este lugar.

"El otro día, en la noche, se escucharon los gritos de dolor de una persona que fue golpeada al interior de esta cárcel improvisada, eso despertó a todo el mundo porque le dieron durísimo", denunciaron los vecinos.

Por eso, a través de un video, denunciaron su completa insatisfacción al ver que su barrio, uno de los más tradicionales de Popayán, terminó convertido en una sala de una penitenciaría.  

Es que los residentes de este sector se pregunta por qué las autoridades convirtieron este lugar en un lugar para prisioneros cuando es prácticamente el sector histórico de Popayán.