Uso Alternativo de la Hoja de Coca en el corregimiento de Lerma, municipio de Bolívar – Cauca

/ Opinión
Por: Periodicovirtual.com

Uso Alternativo de la Hoja de Coca en el corregimiento de Lerma, municipio de Bolívar – Cauca


Por: Julián Chagüendo Martínez                                                                     Estudiante de Ciencia Política – Universidad del Cauca

Para el actual Gobierno y su partido, así como para otros sectores consideran que la mejor forma de reducir los cultivos de coca en el país es a través de la fumigación por aspersión aérea, estrategia que se potenció con el “Plan Colombia” a partir del año 2000 y buscan se vuelva a utilizar, pese a que en el año 2015 la Corte Constitucional prohibió este método de erradicación. En un reciente pronunciamiento de la Sala Plena de la Corte Constitucional, la misma “reiteró la competencia del Consejo Nacional de Estupefacientes para decidir sobre la reanudación del Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos mediante Aspersión Aérea con Glifosato”.

Para Oscar Alfonso Roa, investigador de la Universidad Externado, existe una alta probalidad de cancerogenicidad del uso del glifosato con el linfoma no Hodgkin, según Roa este tipo de cáncer ha causado la muerte de muchas personas. De igual forma, añade que algunas especies de cultivos de coca tienen resistencia al glifosato.

Asimismo, otro modo de erradicación de cultivos de uso ilícito, es el de erradicación de forma manual forzosa, política que se creó a través del CONPES 3669 en el año 2010 y se le denominó Política Nacional de Erradicación Manual de Cultivos Ilícitos y Desarrollo Alternativo para la Consolidación Territorial. Según el Ministerio de Defensa este método consiste en la eliminación de cultivos ilícitos de una forma artesanal, mediante la fuerza física de una persona o utilizando palines.

Conviene subrayar, que este tipo de políticas se hacen a espaldas de la comunidad, lo cual resulta increíble pues son actores principales de la problemática, lo que conlleva entre otras cosas a que no se tenga un diagnóstico correcto y las alternativas de solución que se brindan no sean las apropiadas, fallas que quedan en evidencia en la implementación de las mismas.

Agregado a ello, para hacerle frente a la siembra de cultivos de uso ilícito,  el 29 de mayo de 2017 mediante el Decreto Ley 896, el Gobierno creó el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), programa que está ligado a los Acuerdos de Paz entre el Gobierno y las FARC y hace parte de la reforma rural integral. No obstante, según información de la Fundación Ideas para la Paz este programa no llegó a la meta de sustituir 50.000 hectáreas de cultivos de coca durante su primer año de implementación.

Históricamente el Cauca es uno de los departamentos con mayor presencia de cultivos de uso ilícito, es de aclarar que el cultivo de coca como tal no es ilegal sino su uso posterior. Además, el departamento es uno de los más afectados por los grupos al margen de la Ley y un corredor estratégico para este tipo de grupos.

Sin embargo, en el corregimiento de Lerma, perteneciente al municipio de Bolívar de este departamento, un grupo de personas de la Escuela Agroambiental Arraigo autoreconocidas como campesinas, la cual se creó a raíz de la movilización campesina realizada en Popayán en 1999, decidió darle un uso alternativo a la hoja de coca desde el año 2002, proceso que se venía trabajando desde los años 80´s en el territorio, pero que con la creación de dicha escuela se potenció.

El uso alternativo consiste en recuperar la parte espiritual; el mambeo, la transformación de la harina para productos de panadería; alimento para animales; preparación de abonos líquidos y sólidos a base de la hoja de coca, señala Herney Ruiz líder comunitario del corregimiento. En esta iniciativa han incidido otra serie de actores presentes en el territorio que han ayudado a que el proceso salga adelante como lo son Fundecima (Fundación Estrella Orográfica del macizo Colombiano); las Juntas Comunales; el proceso de mujeres, entre otros.

A partir del año 2017, el SENA y en concreto su Centro Agropecuario de la regional Cauca, se vincula al proyecto del corregimiento de Lerma en el área de investigación, dicho centro cuenta con un permiso de cinco años por parte de la Unidad Administrativa Especial Fondo Nacional de Estupefacientes para la compra local de hoja de coca de comunidades que la utilizan con usos tradicionales y se hace con fines de investigación como por ejemplo, en el desarrollo de abonos orgánicos, resalta Dora Troyano instructora de la entidad.

De acuerdo con Troyano, “en Colombia existe un pequeño número de empresas que transforma la hoja de coca en productos nutricionales, medicinales y cosméticos. Se han contabilizado aproximadamente 19 iniciativas, que han surgido a lo largo del país, pero particularmente en las regiones donde los lazos culturales con la planta son más fuertes”.

El proyecto del corregimiento de Lerma no se pretende llevar a gran escala, es decir, que no se intenta comercializar los productos a base de coca en todo el territorio y mucho menos llegar al punto de exportarlos, sino que se quiere seguir haciendo resistencia desde el territorio y tratar de cambiar en la mentalidad de las personas el adjetivo de “la mata que mata”, enfatiza Herney Ruiz.

Así las cosas, es  necesario que los actores políticos del país consideren cambios y le den un viraje a las políticas antidrogas que se implementan en el territorio, como en el caso del país vecino Ecuador, quien entendió que las políticas antidrogas actuales no han dado resultados eficientes hasta el momento y está trabajando para darle nuevos enfoques. En el caso colombiano porque no, tener en cuenta este tipo de iniciativas como la del corregimiento de Lerma y las otras que existen en el país de transformación de la hoja de coca.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.