Hernández no aceptó los cargos por el homicidio del patrullero Edwin Caro, pero antes preguntó si lo devolvían a Venezuela, en caso de aceptar la responsabilidad en el crimen.

“Señor, yo quisiera saber cómo haría si yo aceptará la pena [los cargos], si me trasladarían a mi país”, dijo el venezolano, pero no le dieron una respuesta concreta.

Entonces le preguntaron si aceptaba los cargos, y él respondió que no.

Hernández señaló además que no mató al policía Caro, que apenas llevaba 5 meses de servicio y que tampoco portaba armas, cuando los uniformados Caro y José Carvajalino intentaron requisarlo a él y a otro hombre que iba en una moto, en la carrera Séptima con calle 79, norte de Bogotá.

“De verdad yo no maté a ningún policía; lo que yo hice fue correr, como se ve en el video. No tenía un arma 32. Yo sé que cometí un error al estar con ese muchacho, es verdad, pero él solo me iba a llevar a mi casa. Él me sorprendió con eso que sucedió, por eso yo corrí asustado”, declaró.

La Fiscalía, en cambio, aseguró que el venezolano es cómplice del delincuente que murió, luego de que el policía José Carvajalino lo diera de baja cuando los uniformados fueron atacados a bala.

De acuerdo con el ente acusador, el detenido es responsable de los delitos homicidio agravado y calificado, porte ilegal de armas de fuego en concurso heterogéneo con tentativa de homicidio (por lesiones causadas a Carvajalino) todos en calidad de coautor.

El video donde se ve el momento en el que Caro fue asesinado y otras grabaciones son material probatorio, con el que buscan procesar a Wilkerson Hernández.

Este viernes se llevaría a cabo la audiencia de medida de aseguramiento contra Wilkerson Hernández.

Este caso provocó que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López se volviera a pronunciar sobre los robos y los venezolanos en la capital, por lo que la volvieron a tildar de xenófoba.

Noticia tomada de: Pulzo.com